Recursos de contenidos de investigación estructurados sobre migraciones.

(Genocidio migratorio) Las víctimas mortales de la frontera sur ya triplican a las de todo el 2016

 

  Nombre: Jairo Vargas
Fecha de nacimiento: 29/10/2017
Tipo:

Fuente: Kaosenlared
URL relacionado: http://kaosenlared.net/genocidio-migratorio-las-victimas-mortales-la-frontera-sur-ya-triplican-las-2016/

La Sociedad estatal de Salvamento Marítimo (SASEMAR) ha rescatado a cerca de 11.000 personas a bordo de 650 pateras en aguas del Estrecho en lo que va de año. Son el doble de vidas que las que puso a salvo en el mismo periodo del año anterior, pero no todas las personas migrantes corren la misma suerte. Según los datos facilitados por este departamento, dependiente del Ministerio de Fomento, también ha rescatado los cuerpos sin vida de 21 personas que no lograron alcanzar la costa española, y tiene constancia de que al menos otras 90 desaparecieron durante la travesía, ahogadas en la fosa común del Mediterráneo.

Son 111 las víctimas del drama migratorio reportadas por SASEMAR hasta el mes de septiembre, cuatro veces más que en el mismo periodo del año pasado. Los nueve primeros meses del año ya se han cobrado el triple vidas de migrantes que todo el 2016, según las cifras del este departamento, las más altas registradas en más de una década.

Pero la cifra víctimas de la frontera sur Española es aún mayor. Salvamento no incluye en sus cuentas a Samuel, un niño congoleño de cuatro años que el mar escupió en una playa de Barbate a principios del año pasado. Ni a Vereonique, su madre, cuyo cadáver apareció en la costa argelina dos semanas después. Ni a todos los que les acompañaron en esa patera que nunca llegó a su destino: las costas andaluzas. Tampoco incluyen a Aminatou, ni a Dalloba, ni a Bebé, Clemence, Merveille, Pacience y Dalloba; siete mujeres subsaharianas que murieron ahogadas al caer de la patera en la que viajaban. No las volcó el oleaje, sino la patrullera marroquí que las interceptó y las remolcó de vuelta a Marruecos en un operativo en el que participó la Guardia Civil, según denunció Caminando Fronteras, la ONG que nos dijo cómo se llamaban. Son pocas las víctimas de las que se recuerdan nombre y apellidos. En Fuerteventura (Canarias) hay enterrados 1.600 migrantes sin identificar.

Casi 150 personas han muerto este año tratando de entrar irregularmente en España, según la OIM

Tampoco están reflejados en esas cifras quienes perecen tratando de cruzar las vallas fronterizas de Melilla y Ceuta, ni los que mueren malheridos en los campamentos marroquíes donde esperan el día para volver intentar llegar; ni los que se asfixian en los bajos de un camión o escondidos en maletas ni los que mueren sin que seamos siquiera conscientes de existían. "Por cada persona que se ha comprobado su fallecimiento, hay otras dos de las que nunca se supo nada", explica en sus informes la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), organismo de las Naciones Unidas.

"La ruta del Mediterráneo occidental suele recibir menos atención global en los medios de comunicación por su bajo número de llegadas en comparación con las rutas Central (Italia) u Orientales. Es difícil obtener y verificar la información sobre muertes de migrantes en esta ruta", explica la OIM en un reciente informe en el que alerta de que en lo que va de año han muerto 144 personas tratando de entrar irregularmente en España.

Balance migratorio de las APDHA.

Balance migratorio de la APDHA.

Mayor aún es la cifra de muertos y desaparecidos de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), que cada año publica un balance migratorio de la frontera sur. En estos primeros diez meses de año han contado, aún de manera provisional, 42 personas muertas y 208 desaparecidas. El año pasado ya alertaron de que las víctimas de este drama duplicaron a las de 2015. Casi 300 personas perdieron la vida en su intento de llegar a nuestro país.

Las aguas del Estrecho se han tragado en 20 años 6.000 vidas

Según esta organización, las aguas del Estrecho se han tragado en 20 años 6.000 vidas, unas terribles cifras contrastadas y certificadas por la OIM. Pueden parecer muchas, pero son las mismas engulló todo el Mediterráneo sólo durante los dos últimos años. La APDHA y otras muchas organizaciones responsabilizan de ello a las "políticas asesinas" de la Unión Europea, con España como alumno aventajado, que ha tomado el blindaje de sus fronteras como manual de referencia, cerrando el paso, incluso, a quienes huyen de la guerra en sus países. Pero los datos son irrefutables, y por muchas medias de bloqueo y cierre de fronteras, los flujos migratorios son imparables, aunque más peligrosos y mortíferos cada vez.

"No es nuestra responsabilidad que decidan irse de su país. No es nuestra responsabilidad directa que decidan hacerlo en condiciones muy precarias", se excusaba el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, el pasado verano, cuando se le pidieron explicaciones en el Congreso por un naufragio en el mar de Alborán en el que murieron 49 migrantes. En esa ocasión prefirió culpar a las mafias del tráfico de personas. Antes había responsabilizado a las ONG, a las que responsabilizó de "favorecer la inmigración irregular" por exigir vías legales y seguras para evitar que quienes necesitan migrar tengan que jugarse la vida. Zoido tuvo que pedir disculpas públicamente por ello.

El domingo apareció flotando el cadáver de otro migrante cerca de la costa de Melilla. La Delegación del Gobierno afirmó que fue abandonado por el patrón de la patera, sin chaleco salvavidas, antes de llegar a la cosa. En su comunicado criticaba "el espurio negocio de las mafias que trafican con la vida de los inmigrantes, así como las perniciosas consecuencias de quienes favorecen este tipo de tráfico humano desde un erróneo concepto de solidaridad que plantea una inadmisible confrontación entre los controles de seguridad necesarios y el también necesario respeto a los derechos humanos".