Recursos de contenidos de investigación estructurados sobre migraciones.

Los versos "del odio" que inspiran al movimiento neonazi

 

  Nombre: Pedro D. Almoguera
Fecha de nacimiento: 28/10/2019
Tipo:

Fuente: El Mundo
URL relacionado: https://www.elmundo.es/andalucia/2019/10/23/5daf4b64fc6c83913b8b45c1.html

"Feministas imponiendo sus doctrinas /exigiendo el aborto se las dan de moralistas / [...] democracia es darle prestaciones /a los que vienen de fuera menos a los españoles", se escucha en Democracia, una de sus canciones más aplaudidas.

"Combatir el terrorismo no puede ser nunca calificado como terrorismo, sino autodefensa. Espero que el camarada de Nueva Zelanda pueda tener un juicio justo", escribió en Twitter para apoyar a Brenton Tarrant, el criminal supremacista que en marzo asesinó a sangre fría a medio centenar de personas -en su mayoría musulmanes- en Christchurch.

Esta es una pequeña muestra de la 'creatividad' de Alberto Gonzalo D.J., cantante del grupo Pugilato y uno de los principales objetivos de la Policía Nacional en sus investigaciones contra el movimiento neonazi en España. Un individuo que lleva años difundiendo un discurso de intolerancia y que en los últimos días ha sumado un nuevo antecedente tras ser detenido en Málaga acusado de un delito de odio.

Fuentes cercanas al caso consultadas por EL MUNDO explicaron que el arresto de este polémico cantante se produjo el pasado día 15 de octubre en la capital malagueña. Los agentes concluían así una investigación que había arrancado en febrero con una denuncia del presidente de Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, y que ha sido impulsada por la Fiscalía Nacional de Delitos de Odio y por su representante en Málaga, María Teresa Verdugo.

Las pesquisas, según precisó la Comisaría Provincial de Málaga, se centraron en una campaña de difusión de odio antisemita a través de Internet y de letras de canciones que podían ser constitutivas de delitos contra los derechos fundamentales.

Un exhaustivo análisis llevó a los agentes hasta una cuenta en Twitter con la que una persona había difundido comentarios de apoyo a Brenton Tarrant, autor de una masacre por cuestiones raciales en una mezquita de Nueva Zelanda. Las gestiones posteriores permitieron relacionar al usuario de este perfil con un hombre de 33 años y nacionalidad española, líder y creador de un grupo musical de ideología neonazi: Alberto Gonzalo D.J.

Un musculoso cobrador de deudas con antecedentes

Con un cuerpo hipermusculado y "tatuado hasta los ojos", como lo describieron fuentes cercanas al caso, este joven niega el genocidio, repudia a los inmigrantes y no duda en realizar comentarios xenófobos y homófobos.

Considerado por los expertos policiales como uno de los individuos más influyentes en el movimiento 'skinheads' español, entre las actividades profesionales que ha desarrollado se encuentra el cobro de deudas.

Hace un tiempo que se asentó en la provincia de Málaga, donde, según las fuentes consultadas, mantiene estrechos lazos con elementos de los movimientos supremacistas. No obstante, es habitual que se traslade a otros puntos del país para participar en actos vinculados a su ideología.

El detenido, según las fuentes consultadas, quedó en libertad con cargos tras pasar a disposición de la autoridad judicial. Se da la circunstancia de que, aunque en primera instancia fue asistido por un abogado de oficio, su letrado habitual es Eduardo Clavero, encarcelado por la muerte a puñaladas de un joven y antiguo delegado en Málaga del partido ultra Alianza Nacional

Clavero, al igual que su defendido, lideró un grupo de música que hacía apología de la xenofobia y el supremacismo llamado Batallón de Castigo, con letras como: "Son esclavos de otra tierra / surgen en la oscuridad / desembarcan en las playas / invadiendo nuestra sociedad" o "Mi mente está vacía / en mis manos el puñal / busco entre tus costillas / un lugar para clavar".

Pero no es la única cosa que les une. Tanto el ahora abogado como Alberto Gonzalo D.J. fueron condenados en 2018 a un año de prisión tras su participación en un concierto ultra en Sabadell. El tribunal que los enjuició concluyó que las letras de las canciones y sus consignas no eran compatibles con la libertad de expresión y significaban un menosprecio y atentado contra la dignidad de inmigrantes latinoamericanos, musulmanes y el pueblo judío.

Esta resolución judicial, además, atacó las vías de financiación de estos grupos neonazis y ordenó la clausura de las webs a través de la que vendían merchandising.

"Discurso de odio"

Ibarra, en declaraciones a este periódico, destacó la importancia de esta actuación policial porque es un elemento preventivo que "evita agresiones", ya que "el discurso de odio precede a la acción". Además, hizo hincapié en que este tipo de música se difunde y consume a través de la Red, "infectando a muchos adolescentes, como hemos podido comprobar cuando damos charlas en los centros educativos".

El presidente de Movimiento contra la Intolerancia, amenazado por denunciar a este tipo de individuos, señaló que "estamos ante una corriente ideológica y musical cuyos mensajes son contrarios a los derechos y libertades contra las personas, basado en la intolerancia al diferente"; para seguidamente apuntar que esta investigación es "un aviso a navegantes" en un momento de "alegría del discurso de odio identitario".

No obstante, la detención parece no haber hecho mucha mella en el cantante de Pugilato, quien en las últimas horas volvía a las andadas y recurría a las redes sociales para analizar las noticias sobre su arresto y cargar contra el fiscal contra los delitos de odio de Barcelona, Miguel Ángel Aguilar, al que califica de "vengativo".

"Para mí es muy halagador saberme tan importante y que, gracias a su labor, hace que un humilde trabajador, que madruga todos los días, parezca el puto amo a ojos del resto", agregó, para advertir: "Como yo, somos muchos los que no vamos a cesar en nuestra idea de seguir defendiendo aquello en lo que profundamente creemos".