Recursos de contenidos de investigación estructurados sobre migraciones.

Racismo y fútbol: los 20 casos más sonados en España

 

  Nombre: Marta Griñán AS Fotografía Mayca Jiménez
Fecha de nacimiento: 01/05/2021
Tipo:

Fuente: As
URL relacionado: https://as.com/futbol/2021/04/25/fotorrelato/1619303547_000586.html

  • Mouctar Diakhaby (Valencia)

    Es el caso de racismo más reciente de nuestro fútbol. Ocurrió el pasado 4 de abril durante un Cádiz-Valencia, un partido que arrancó como cualquiera y terminó poniendo el foco en un problema crónico de nuestra sociedad: el racismo. El asunto estalló tras una discusión entre Cala y Diakhaby surgida en una jugada en el área del Cádiz. Pero, ¿Qué pasó después? Se produjo un supuesto insulto racista ("negro de mierda", según asegura el propio Diakhaby) por parte del futbolista cadista hacia el central francés. Este hecho provocó que todos los jugadores del equipo visitante abandonaran el campo instantes después, pero la decisión no fue en firme. Pasados unos minutos de incertidumbre, regresaron al césped todos los jugadores excepto Diakhaby. La supuesta víctima de racismo se quedó en el vestuario y acabó el partido en la grada, muy afectado por todo lo sucedido. Según informaron más tarde los futbolistas del Valencia, fue el defensa che el que pidió a sus compañeros que volvieran al campo. "Negro de mierda no es difícil de entender", decía el propio Diakhaby en una entrevista exclusiva con AS después de que Cala dijera que había entendido mal sus palabras. "No sé si Cala es racista, pero sí que tiene que pagar por lo que me dijo", añadió el francés, cuyo caso está siendo investigado.

    FOTO: ALVARO RIVERO (DIARIO AS)

    1 / 20

  • MIQUEL A. BORRAS

    Vinicius Tanque (Atlético Baleares)

    También fue reciente el caso de Vinicius Tanque, que sufrió un bochornoso ataque durante un partido entre el Atlético B y el Atlético Baleares el pasado 31 de enero en el Cerro del Espino. El delantero brasileño, cedido en el equipo balear por el Cartagena, tuvo que soportar gritos de "mono" y sonidos simiescos ("uh, uh, uh") por parte de un sector de la grada. El asunto fue denunciado por el Atlético Baleares, pero el colegiado del encuentro, Munarriz Mateos, no lo recogió en el acta, en la que sí que especificó que el partido se inició media hora más tarde por una incidencia del club balear en la carretera. Ante la ausencia de denuncia, el Comité de Integridad de la Federación Española está investigando de oficio el ataque. Los insultos y sonidos racistas pudieron escucharse perfectamente en la retransmisión televisiva y comenzaron cuando los jugadores visitantes protestaron un penalti señalado en su contra. Tras estos comportamientos, el Atlético se puso en contacto con el Atlético Baleares para pedirle perdón por lo sucedido.

    FOTO: MIQUEL A. BORRAS (DIARIO AS)

    2 / 20

  • Quality Sport Images

    Mujaid Sadick (Deportivo)

    No hay que irse mucho más atrás en el tiempo para encontrar otro caso de racismo en el fútbol español. El siguiente que vamos a citar en esta lista se remonta al pasado mes de noviembre, cuando el futbolista del Deportivo, Mujaid Sadick, recibió insultos xenófobos en el partido disputado ante el Guijuelo en el estadio Luis Ramos."¡Échalo a la patera! ¡Tira para la patera!", fueron los comentarios que se escucharon por parte de un aficionado desde la grada. Todo ello en un partido en el que los dos capitanes del Depor, Celso Borges y Álex Bergantiños, lucieron un brazalete negro con la fecha 25N contra la violencia de género y el racismo. "En vísperas del 25N y cada día del año, en cualquier campo de fútbol y de la vida, la violencia de género y el racismo solo admiten una respuesta clara y contundente: NO", publicó el club coruñés tras este lamentable episodio, que también fue condenado por el propio Guijuelo.

    FOTO: Quality Sport Images (Getty Images)

    3 / 20

  • Rodolfo Molina

    Iñaki Williams (Athletic)

    Desafortunadamente, el delantero bilbaíno ha sido víctima de racismo en el fútbol hasta en dos ocasiones. La primera sucedió el 21 de agosto de 2016 durante un Sporting de Gijón-Athletic en El Molinón. Según el acta de aquel encuentro dirigido por el árbitro Clos Gómez, se emitieron sonidos "imitando la onomatopeya del mono" dirigidos a Iñaki Williams "desde uno de los fondos". Esto obligó a parar el juego en el minuto 22, comunicando el incidente al delegado de campo del Sporting para que se tomasen medidas. Después de que la entidad asturiana pidiera por megafonía del estadio el cese de los insultos "se reanudó el juego, no volviéndose a producir ningún otro incidente", tal y como indica el colegiado. En dicha ocasión fue imposible detectar a los responsables por parte de LaLiga, desde la que sancionaron al Sporting de Gijón con el cierre parcial del sector de la grada de El Molinón desde el que se produjeron los cánticos racistas. Casi cuatro años más tarde de este episodio en Asturias, Iñaki Williams se volvió a topar con el racismo. Esta vez en Cornellá y en enero de 2020. Ocurrió en el minuto 69 del partido entre el Espanyol y el Athletic y se repitió la misma situación que en El Molinón. "¡Uh, uh, uh!", entonaron unos pocos aficionados blanquiazules para menospreciar al atacante español tras ser sustituido. "Me voy un poco triste por el empate y sobre todo porque he sufrido insultos racistas. Es algo que ningún jugador de raza negra o de cualquier raza quiere escuchar. Está totalmente fuera de lugar. Todos somos personas, da igual la nacionalidad o el color de la piel", denunció el propio Iñaki tras el encuentro. Sus palabras fueron escuchadas por LaLiga, que no había percibido los insultos durante el transcurso del partido y los detectó a través del visionado de las imágenes de televisión. El asunto llegó hasta los tribunales, desde donde se impuso a los tres autores detectados la primera querella de la Fiscalía por insultos en un campo de fútbol.

    FOTO: Rodolfo Molina (DIARIO AS)

    4 / 20

  • FELIPE SEVILLANO

    Andressa Alves (Barcelona)

    El fútbol femenino español tampoco se ha librado de sufrir un incidente racista. Se trata del que tuvo lugar en febrero de 2019 durante un partido de la entonces llamada Liga Iberdrola entre el Rayo Vallecano y el Barça. Fue el entrenador azulgrana, Lluís Cortés, el que denunció un insulto racista hacia su jugadora brasileña, Andressa Alves, expulsada en el minuto 74, por parte de delantera rayista, Sheila García. La manchega lo negó en un posterior mensaje a través de las redes sociales. "Andressa es una jugadora extranjera que recibe un insulto racista durante el partido y eso es un tema muy grave que tenemos que erradicar entre todos", expuso el técnico culé tras el encuentro.

    FOTO: FELIPE SEVILLANO (DIARIO AS)

    5 / 20

  • Kai Försterling

    Jefferson Lerma (Levante)

    De la capital de España a Valencia, donde en enero de 2018 el racismo apareció en escena a través de otro caso de un supuesto insulto de "negro de mierda". De Diakhaby y Cala a Jefferson Lerma e Iago Aspas. El entonces jugador del Levante y actual futbolista del Bournemouth denunció dicho insulto por parte del delantero del Celta, que lo negó tras el partido en el Ciutat de Valencia. "Aspas me ha dicho negro de mierda y eso no puede pasar", dijo el colombiano tras el pitido final de aquel Levante 0-1 Celta. Por su parte, el atacante gallego se defendió de esta forma: "Lo que se dice en el campo, se queda en el campo. Por ello no voy a reproducir lo que él me dijo a mí. En cualquier caso, yo no le llamé lo que él me atribuye. Poco antes, en 2017, también se denunció un supuesto ataque racista a Jefferson Lerma del jugador del Real Madrid, Dani Carvajal. "¡Que no le he dado hostia! ¡Gilipollas! ¡Puto mono de mierda!", fueron las palabras que sacaron a la luz varios medios de comunicación. Lo sucedido no se pudo probar y ambos capítulos quedaron sin resolver.

    FOTO: Kai Försterling (EFE)

    6 / 20

  • FERNANDO ZUERAS

    Umtiti (Barcelona)

    También en 2018, un mes después del incidente entre Jefferson Lerma e Iago Aspas, salió a relucir un nuevo acontecimiento relacionado con el racismo dentro de un terreno de juego. Los dos implicados fueron Umtiti y Sergio García, siendo el contexto deportivo un derbi Espanyol-Barça. El defensa francés del Barça recriminó al delantero perico que le llamase "negro" durante el partido, según publicó Mundo Deportivo. El asunto no quedó ahí. El exfutbolista blanquiazul, que ahora milita en la Montañesa de Tercera División se justificó y pidió disculpas tras lo ocurrido: "Ante todo, aclarar que ayer mismo ya hablé con Samuel. En ningún caso mi ánimo fue racista. Todos sabéis que mi mujer es de etnia gitana y que me crié en un barrio (Bon Pastor, con un alto índice de inmigración) con todas las razas del mundo. Mi cuñado, con quien me une una fuerte amistad, también es afroamericano (Umtiti, en cualquier caso, nació en Camerún, África). En la tensión del partido se dicen muchas cosas que deben quedarse en el campo". Con respecto a la actuación arbitral, el colegiado de aquel derbi, Gil Manzano, no recogió ningún insulto racista en el acta, en la que se detalló que hubo un "tumulto de jugadores oficiales y personal de ambos clubes, discutiendo entre ellos sin observar ningún tipo de agresión".

    FOTO: FERNANDO ZUERAS (DIARIO AS)

    7 / 20

  • Stuart Franklin - UEFA

    Marcelo (Real Madrid)

    Cuatro años más tarde, el foco se fue del derbi catalán al derbi madrileño, un Real Madrid-Atlético de Copa disputado en febrero de 2014 en el estadio Santiago Bernabéu. "Marcelo es un mono", "No es tu padre" y "Esperamos que tu padre muera" gritaron contra Marcelo y su hijo, que saltó al campo para abrazar a su padre tras el encuentro, un grupo de ultras atléticos que seguían en las gradas a la espera de que se vaciara el estadio. También se produjeron cánticos imitando los sonidos de un mono mientras el lateral brasileño, que había sido suplente, realizaba ejercicios tras el partido. El jugador del Real Madrid había sido víctima anteriormente de un supuesto insulto racista por parte del centrocampista del Barça, Sergio Busquets. Fue en el partido de ida de la Liga de Campeones el 27 de abril de 2011 y el club madrileño denunció que este le llamó "mono" a Marcelo. El jugador de Sabadell aseguró que lo que le dijo fue: "Mucho morro".

    FOTO: Stuart Franklin - UEFA (UEFA via Getty Images)

    8 / 20

  • Gonzalo Arroyo Moreno

    Pape Diop (Levante)

    Seguimos en 2014 para recordar un caso de racismo en el que la víctima, Pape Diop, reaccionó bailando ante la grada que le llamó "mono" durante un Levante-Atlético. "Es un tema que me afecta mucho y que me lo hacen en muchos campos. No sé si es racismo o es falta de respeto, pero tiene que acabar ya que a los jugadores negros les hagan ese sonido, el tema me ha afectado mucho. Iba a sacar un córner y parte de la afición del Atlético empezó a hacer gritos de mono. Por eso bailé, para quitarle importancia. Me pasa en muchos campos y hay que acabar con eso", aseguró el futbolista senagalés, que ahora milita en el Eibar, tras ser insultado desde la grada visitante del Ciutat de Valencia en la que se encontraban unos 8.000 seguidores del Atlético de Madrid.

    FOTO: Gonzalo Arroyo Moreno (Getty Images)

    9 / 20

  • TONI RODRIGUEZ

    Paulao (Betis)

    En la gran mayoría de los casos, la víctima de racismo en el fútbol suele ser atacada por aficiones rivales, que usan los cánticos o insultos xenófobos para hacer daño. Sin embargo, en LaLiga hubo un caso en el que fue la propia afición de un equipo la que propinó lamentables gritos racistas hacia uno de sus jugadores. Fue en 2013, durante el derbi Betis-Sevilla que se disputó en el estadio Benito Villamarín. El afectado por ello fue Paulao, que recibió cánticos imitando el sonido del mono por parte de un grupo de aficionados verdiblancos después de ser expulsado poco antes del descanso. El colegiado del encuentro, Estrada Fernández, no reflejó nada en el acta.

    FOTO: TONI RODRIGUEZ (DIARIO AS)

    10 / 20

  • Pepe Villoslada

    Nyom (Granada)

    El hoy futbolista del Getafe vivió un lamentable episodio racista durante su primera etapa en la Liga española, cuando vestía la camiseta del Granada. Fue en octubre de 2013, durante la visita del equipo nazarí al Elche. "En el minuto 89 de partido, tras salir el balón por la línea de banda a favor del Granada, los aficionados ubicados en la esquina más próxima a dicha acción, todos ellos seguidores del Elche, comenzaron a realizar el sonido onomatopéyico del "mono" de forma reiterada, dirigiéndose hacia el jugador de raza negra del equipo visitante con dorsal número 2, D. Allan Romero Nyom", recogió Del Cerro Grande en el acta del partido. Un hincha, identificado y denunciado por agentes del Cuerpo Nacional de Policía por la infracción grave de la Ley contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, fue multado con 4.000 y pena accesoria de prohibición de acceso a recintos deportivos por un año.

    FOTO: Pepe Villoslada (DIARIO AS)

    11 / 20

  • DIARIO AS

    Dani Alves (Barcelona)

    Durante su carrera en la Liga española el lateral brasileño fue objeto de agresiones racistas en varias ocasiones y alzó la voz contra ello. "En España hay mucho racismo. Es una guerra perdida", llegó a decir en su día Dani Alves. Uno de los escenarios en el que se le dedicaron cánticos racistas fue el Santiago Bernabéu. En enero de 2013, durante la ida de las semifinales de la Copa del Rey entre Barcelona y Real Madrid. "Es una lástima la cantidad de racistas que hay en algunos lugares", escribió en su cuenta personal de Twitter tras un partido en cuyo acta no se recogieron los insultos. No era la primera vez ni fue la última. Ya en 2011 Alves contaba en una entrevista en Brasil que se había acostumbrado a que le llamaran "mono" en los campos españoles. Y en abril de 2014, en el entonces Madrigal, le arrojaron un plátano cuando se disponía a sacar un córner. Alves lo peló y le dio un mordisco. Un gesto viral que sirvió para lanzar una campaña contra el racismo bajo el hashtag #somostodosmacacos.

    FOTO: DIARIO AS (DIARIO AS)

    12 / 20

  • TONI RODRIGUEZ

    Alberto Quintero (Cartagena)

    Por supuesto, el racismo no sólo se ha dado en la máxima categoría. En 2009, en un Betis – Cartagena de Segunda división, el árbitro Pino Zamorano recogió en su acta que se escucharon insultos racistas en el entonces Ruiz de Lopera hacia el jugador panameño Alberto Quintero. "En el minuto 78 detuve el partido para que se activase el protocolo antirracista, por insultos al jugador número 15" del equipo visitante, el panameño Alberto Quintero Medina, futbolista de raza negra fue recibido con gruñidos simiescos por parte de un sector de la afición".

    FOTO: TONI RODRIGUEZ (DIARIO AS)

    13 / 20

  • JAVIER BELVER

    Carlos Kameni (Espanyol)

    "Mi peor momento lo viví en el campo del Zaragoza en mi primer año con el Espanyol. Íbamos ganando 0-1 y me dijeron de todo, hasta el punto de que el árbitro me preguntó si quería que parase el partido, pero me veía con fuerzas para seguir. Dos semanas después de mi episodio volvió a ocurrir con Eto'o, con el baile del mono", contaba Carlos Kameni en El Larguero. El que fuera portero de Espanyol y Málaga fue víctima de agresiones racistas durante toda su carrera en España. A él también le lanzaron un plátano mientras jugaba. Fue en 2005, durante un partido con el Espanyol en el Calderón, estadio en el que también se le cantó "salta la valla, Kameni salta la valla". Además, también llegó a recibir los desprecios de su propia afición: "Te odiamos, eres basura. Vete y di que esto es racismo. Seas negro o naranja, vete ya".

    FOTO: JAVIER BELVER (DIARIO AS)

    14 / 20

  • JOSE LUIS ROCA

    Ronaldo Nazario (Real Madrid)

    En marzo de 2005 el mítico delantero brasileño tuvo un enfrentamiento con el público madridista que se encontraba en La Rosaleda que acabó con un lanzamiento de botella del propio Ronaldo hacia la grada. El entonces atacante del Real Madrid contó que reaccionó de esa manera tras recibir insultos racistas hacia él y también hacia su madre.

    FOTO: JOSE LUIS ROCA (AFP)

    15 / 20

  • JAVIER BELVER

    Samuel Eto'o (Barcelona)

    El delantero camerunés es otro de esos futbolistas que, como Alves o Kameni, más racismo sufrieron en la Liga española. Su carrera estuvo llena de agresiones verbales de este tipo en diferentes campos de fútbol del territorio. En noviembre de 2004, recibió gritos que imitaban el sonido del mono en el Coliseum Alfonso Pérez, durante un Getafe – Barcelona. El incidente se repitió la temporada siguiente, con un sector de la grada dedicándole insultos racistas. Y al año siguiente, en 2006, Samuel Eto'o, harto de aguantar este tipo de agresiones verbales, amenazó con dejar el césped de La Romareda durante un Zaragoza – Barcelona. "No juego más", decía el atacante azulgrana al árbitro y a sus compañeros de equipo en un gesto que dio la vuelta al mundo. Eto'o acabó regresando al campo aquella noche, pero los ataques no pararon. Incluso el entonces entrenador del Athletic, Javier Clemente, llegó a decir del camerunés, después de que este lanzara un escupitajo a Expósito, que creía que "los que escupían son los que bajan del árbol", aunque acabó matizándolo... "En el árbol tienen que estar el blanco, el negro y el amarillo. Hay veces que yo también".

    FOTO: JAVIER BELVER (DIARIO AS)

    16 / 20

  • David Ashdown

    Defoe y Andy Cole (Inglaterra)

    Es un caso de nuestro fútbol, pero no sucedió durante ningún partido de Liga, sino durante uno de la Selección española en el Santiago Bernabéu en noviembre de 2004. Los futbolistas ingleses Defoe y Andy Cole recibieron insultos racistas por parte de un grupo de aficionados españoles, hecho que sucedió uno de la misma índole ocurrido el día anterior en Alcalá de Henares en el choque entre ambos conjuntos a nivel Sub-21. Las vergonzosas imágenes dieron la vuelta al mundo y causaron un aluvión de reacciones, tanto por parte del gobierno español como del inglés. El mismísimo Toni Blair afirmó entonces estar "muy decepcionado" con lo ocurrido en el Santiago Bernabéu. La FIFA multó a la Federación Española con 65.000 euros por lo sucedido, al tiempo que exculpó a Luis Aragonés por su famoso "negro de mierda" referido a Henry.

    FOTO: David Ashdown (Getty Images)

    17 / 20

  • Darío Silva (Málaga)

    Darío Silva (Málaga)

    En abril del año 2000 Darío Silva fue denunciado por agresión a un aficionado del Oviedo. "Me dijo 'negro de mierda, ¿por qué no firmas autógrafos a los niños? Todos los negros deberíais estar muertos'", contó el futbolista uruguayo. Darío Silva dijo estar "arrepentido" de su reacción, pero advirtió: "La próxima vez se lo pensará dos veces antes de hacer algo así".

    FOTO:

    18 / 20

  • 'Tren' Valencia (Atlético)

    'Tren' Valencia (Atlético)

    "Yo al negro le corto el cuello" o "al negro le he puesto blanco", son algunas de las frases que dedicó Jesús Gil a su propio futbolista, el colombiano Tren Valencia, después de que el Atlético empatase a 0-0 ante el Logroñés en Las Gaunas un 23 de abril de 1995.

    FOTO:

    19 / 20

  • Wilfred Agbonavbare (Rayo)

    Wilfred Agbonavbare (Rayo)

    Para terminar, uno de los episodios de racismo más violentos que se recuerdan de nuestro fútbol. Wilfred Agbonavbare, mítico portero del Rayo en los 90, sufrió los bochornosos cánticos racistas de la grada del Santiago Bernabéu durante un enfrentamiento entre el equipo franjirrojo y el Real Madrid en el que el portero nigeriano firmó una excelente actuación. "Negro, cabrón, recoge el algodón" o "Ku Kux Klan", fueron algunos de los cánticos que se escucharon aquel día, del que se guardan imágenes vergonzosas en las que se repiten también insultos racistas al final del partido en los aledaños del estadio blanco.