Trabajos de investigación agrupados por temática
España, laboratorio migratorio de Europa

 

  Nombre: Laura Delle Femmine, Jesús A. Cañas, José Naranjo, Naiara Galarraga
Fecha de nacimiento: 02/06/2017
Tipo:

Fuente: El País
URL relacionado: http://internacional.elpais.com/internacional/2017/05/30/actualidad/1496164845_577744.html

Saliiiidaaaa! ¡Máaaalagaaa!". Son las 21.30 de un miércoles cualquiera. Pero en Melilla, enclave español incrustado en la costa norteafricana, es un día especial. Grupos compactos de subsaharianos, enfundados en sus mejores prendas, gritan, se hacen fotos y se abrazan a las puertas del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI). Agitan unas carpetas azules donde custodian lo más preciado que han conseguido desde que empezaron el viaje, hace meses o incluso años, rumbo al Viejo Continente: los documentos que esta noche les permitirán embarcarse en un ferry y llegar a la península —la "gran España", como la llaman—, donde esperan iniciar una nueva vida lejos de sus países y lejos de Melilla, la última parada antes de entrar a Europa.

La realidad es mucho más dura. Lo saben bien los jugadores inmigrantes de Alma de África un equipo de Jerez que sirve de hilo conductor a esta serie, La odisea de los nuevos europeos. Hamza Charafi (23 años, lateral derecho, de Marruecos) lleva años sin papeles, y sin trabajo, en España. "Yo estaba como ellos, quería entrar a Europa. Y al final hemos llegado y no hay nada".

Melilla es el símbolo, y elemento clave, de la política migratoria de España, que al entrar en la Unión Europea (UE) en 1986 se convirtió en el único país comunitario con frontera terrestre con África. Levantar las vallas, que ahora proliferan en Europa, fue una innovación en los noventa. Y la vigilancia marítima con barcos y radares. También los acuerdos para repatriar a los irregulares y, en paralelo, aumentar la ayuda al desarrollo en sus países. "España ha sido terreno de experimentación", explica Javier Moreno Fuentes, del CSIC. Unos aspectos son replicables, otros no, precisa.

Melilla, la fortaleza

Leer más

El enclave español en África nació para impedir invasiones, ahora frena migrantes. De los casi 7.000 que intentaron entrar en 2015, lo lograron 500. El nivel de control en los 12 kilómetros cuadrados es irreplicable en otras fronteras terrestres de la UE

Tarifa, vigilancia y rescate

Leer más

España y la UE tienen implantado un sofisticado operativo de vigilancia por tierra, mar y aire para detectar pateras. Sin embargo, un acuerdo político con Marruecos es la clave del sistema para reducir las llegadas de migrantes

Dakar, expulsión por cooperación

Leer más

Los acuerdos de repatriación pactados por España con países africanos fueron pioneros hace una década. La UE ha alcanzado pactos similares, y ha creado un fondo, para frenar la emigración y que los Gobiernos acepten a los deportados

Este es un viaje por Melilla, Tarifa y Dakar (Senegal), tres ciudades que encarnan los tres ejes de la política migratoria. España abrió allí una senda por la que Europa transita.