Trabajos de investigación agrupados por temática
Un estudio minimiza la religiosidad de los refugiados llegados a Europa

 

  Nombre: Antonio Sánchez
Fecha de nacimiento: 27/05/2018
Tipo:

Fuente: Euro Efe
URL relacionado: http://euroefe.euractiv.es/6286_mediterraneo/5397271_un-estudio-minimiza-la-religiosidad-de-los-refugiados-llegados-a-europa.html

El mensaje de que la llegada masiva de refugiados musulmanes es una amenaza para los valores democráticos y la identidad cristiana de Europa, esgrimida con éxito electoral por partidos populistas, es cuestionada por un estudio que minimiza la importancia que tiene el islam en la vida de esos recién llegados.

El informe, recientemente publicado en la revista especializada "Religions", concluye que los solicitantes de asilo llegados a Austria en 2015, el punto álgido de la crisis de los refugiados, no son tan conservadores como algunos partidos han advertido, ni más religiosos que los austríacos de cualquier religión.

"Los resultados de nuestro estudio muestran que los refugiados (llegados) en otoño de 2015 tienen niveles de religiosidad entre medios y bajos ", resume para Efe Judith Kohlenberger, del Instituto de Política Social de la Universidad de Economía de Viena y una de las autoras del trabajo.

Kohlenberger explica que el estudio contradice así el mensaje político de que la llegada de esos refugiados puede debilitar la cultura cristiana de Europa.

"El pluralismo religioso, la libertad de culto, así como la actitud de la sociedad de acogida hacia la religión de los recién llegados, son factores mucho más importantes para la integración cultural de los migrantes que la religiosidad en los respectivos países de origen", analiza Kohlenberger.

Además, recuerda que incluso desde el punto de vista demográfico, las 88.000 personas que solicitaron asilo en Austria en 2015 suponen sólo un 1 % de la población total, un porcentaje insuficiente para provocar una "convulsión cultural".

También señala que los refugiados que llegaron en 2015 a Austria o Alemania, dos de los países que más personas acogieron, pertenecían por lo general a una clase media, bien formada y más bien poco tradicional.

El trabajo recuerda cómo la identidad religiosa de los refugiados fue apareciendo cada vez en el debate político en Austria, en el marco de las elecciones presidenciales de 2016 y generales de 2017, y de otros países.

"En la mayoría de los países anfitriones afectados han prevalecido actitudes negativas, principalmente peyorativas y hostiles, hacia los inmigrantes musulmanes, incluso antes del otoño de 2015", recoge el trabajo.

Sus autores aseguran que sus conclusiones "no corroboran" la extendida preocupación de que las posturas religiosas de los refugiados de Siria, Irak o Afganistán les hacen rechazar los "valores occidentales", en particular en lo relativo a la democracia, los derechos de las mujeres o la secularización.

El trabajo se basa en dos encuestas realizadas en 2015 y 2017 a 799 refugiados llegados a Austria en 2015 por la llamada ruta de los Balcanes, la mayoría ciudadanos de Irak, Siria y Afganistán, el primer sondeo de este tipo realizado en Europa.

La mitad de los encuestados estaban casados, el 80 % eran hombres y la edad media era de 31 años.











En una escala del 1 (nada religioso) al 10 (muy religioso), el 69 % de los entrevistados se identificó con un nivel medio de religiosidad (3 al 8). Entre la población general austríaca, el 66 % se sitúa en esa horquilla.

En total, el porcentaje de solicitantes de asilo que se definieron como "no religiosos" (20 %) duplicó al que se identificó como "muy religioso", una proporción prácticamente igual que entre los austríacos de cualquier religión.

Los autores del estudio reconocen que muchos de los entrevistados encontraron difícil cuantificar su grado de religiosidad, al ser un concepto muy subjetivo, según el contexto social.

También asumen la posibilidad de que algunos participantes adaptaran su respuesta por miedo a ser confundidos con un fundamentalista.

Con todo, el estudio argumenta sus conclusiones también en datos como que la participación de los refugiados en clubes deportivos duplica a la de asociaciones religiosas o que el 67 % de los encuestados declaró no tener problemas con que sus hijos aprendan sobre otras religiones.

"En el día a día, la religión desempeña aparentemente un papel más bien secundario", afirma Kohlenberger.

Ante eso, la experta recuerda que la imagen que se tiene del islam ha empeorado por conflictos en Oriente Medio o los atentados yihadistas en Europa, y advierte que esa sensación de amenaza y una actitud negativa hacia esa religión puede causar una radicalización religiosa en los descendientes de estos inmigrantes.

"Una actitud llena de prejuicios hacia el islam no ayuda a nadie. Es mejor la franqueza, la aceptación y la educación", defiende.