Trabajos de investigación agrupados por temática
Población inmigrante, clave para frenar la despoblación de la España rural

 

  Nombre: Celia Martín
Fecha de nacimiento: 03/10/2021
Tipo:

Fuente: La Hora Digital
URL relacionado: https://www.lahoradigital.com/noticia/32527/sociedad/poblacion-inmigrante-clave-para-frenar-la-despoblacion-de-la-espana-rural.aspx

Un estudio publicado por el Observatorio Social de La Caixa pone de relieve la relación entre inmigración y la despoblación en España. Realizado por Luis Camarero, investigador y profesor en la UNED, y Rosario Sampedro, socióloga de la Universidad de Valladolid, expone que un 10% de los habitantes de municipios rurales y pequeños son inmigrantes. La pinza de entre 20 y 39 años es clave, pues el porcentaje de extranjeros supone el 16%, un número clave para evitar la desparición completa de los núcleos poblacionales rurales.

El informe explica que la baja densidad de población de la España rural se ha visto ralentizada por la llegada de ciudadanos extranjeros. "Desde 2018 se observa una cierta recuperación demográfica  del  medio  rural  en  los  municipios  españoles  de  menos  de  10.000  habitantes", exponen los expertos. Así, "las tendencias de los flujos migratorios muestran un entorno rural cada vez más diverso y cosmopolita en el que las madres de origen extranjero y la reagrupación de familias con hijos contribuyen de manera significativa a la renovación generacional".

 

Asimismo, el estudio confirma que la presencia extranjera activa la recuperación económica, clave para la supervivencia del medio rural. "Un modelo de agricultura exportadora, la fiebre de la construcción y un sector turístico en expansión, así como la demanda de cuidadores, conllevaron un aumento importante de población extranjera que se desplazó a municipios rurales". Es 2017 el punto de inflexión que supone un saldo positivo de los flujos migratorios, tocados tras la crisis de 2008 que frenó la llegada de foráneos a zonas rurales, aumentó la salida de jóvenes a ciudades y paralizó las reagrupaciones de familias extranjeras.

 

Actualmente, la población extranjera en municipios rurales supone un alto porcentaje dentro de la población general. "Más de la décima parte de la población rural del cuadrante nordeste —Cataluña, Aragón y norte de Castilla-La  Mancha—  ha  nacido  fuera  de  España", expone el documento.

 

 

Los efectos y consecuencias de los resultados expuesto en el estudio de Sampedro y Camarero son tanto culturales como sociológicos. Justifican dichos expertos que "los habitantes rurales son pocos, pero diversos y cosmopolitas. Suponen un  capital  social  que,  sin  duda,  transformará  la  España  rural". Así, afirman que "constituyen un conjunto de personas de diversos orígenes y culturas que hay que escuchar y tener muy en cuenta en cualquier política pública o  iniciativa  privada  de  desarrollo  rural.  Y  también  cuando  se  trate  de repensar y fomentar la innovación social, así como las estrategias educativas y de formación en estos territorios".

"La población de origen extranjero está todavía ausente del imaginario social sobre el medio rural, pero es seguro que ganará protagonismo porque es, hoy por hoy, un elemento clave en la sostenibilidad de la España rural", afirma el estudio de La Caixa.

La fecundidad, remedio para la despoblación y potenciación de la diversidad rural

"Las madres rurales  de  origen  extranjero  tienen  más  hijos  que  las  nacidas en España". El estudio lo deja claro: la fecundidad de las foráneas es superior a 1,5 hijos por mujer, mientras que las autóctonas tienen entre 1,2 y 1,3 hijos por mujer. Además, "los nacimientos y las reagrupaciones de inmigrantes de origen extranjero  son  un  fenómeno  creciente  y  determinante  del  paisaje  social  futuro en las zonas rurales de España. En 2019, uno de cada cinco menores de 13 años en la España rural era hijo de madre de origen extranjero".


Estas cifras, explica el informe, justifican "la importancia de la contribución de la población extranjera a la constitución de las nuevas generaciones de habitantes rurales". "De  media,  uno  de  cada  cinco  nuevos  rurales  tiene  origen  extranjero,  y  es  especialmente  significativo  que  este  aporte  sea  más intenso en los municipios de menor tamaño, en los que el despoblamiento y el envejecimiento han reducido drásticamente la natalidad; en ellos una cuarta parte de los menores tiene origen foráneo. Paradójicamente, los municipios de menor tamaño, los que no llegan a los 1.000 habitantes, ofrecen tanta diversidad de orígenes como las áreas urbanas a estas generaciones".