Información discográfica sobre migraciones y piezas musicales
Muere Jota Mayúscula, pionero y divulgador del hip hop en España

 

  Nombre: Darío Prieto
Fecha: 14/09/2020
Tipo:

Fuente: El Mundo
URL relacionado: https://www.elmundo.es/cultura/2020/09/11/5f5b2a4efc6c83f01b8b4651.html

Es fácil imaginar lo que supuso Jota Mayúscula para una generación de niños y adolescentes durante los 90. De repente, el hip hop dejó de ser algo de colorines e inofensivo, un break-dance acrobático como entretenimiento en los programas de la tele. El Club de los Poetas Violentos, el grupo del cual Jota Mayúscula era DJ y productor principal, se parecía bastante a lo que sonaba en 'ghettos' y 'banlieues' de Estados Unidos y Francia. Las letras eran chungas y agresivas, encabronadas por una realidad de mierda en plena resaca de los fastos del 92. Y sus componentes mostraban una realidad hasta entonces oculta en la música española: eran negros, mestizos, hijos de inmigrantes...

El primer disco del Club, 'Madrid Zona Bruta' (1994), fue el comienzo de muchas cosas. A pesar de la ubicación geográfica, la llama prendió en toda España. Así, dio nombre a la que terminaría siendo la mayor discográfica de hip hop en España, Zona Bruta, y su eco resonó en los grandes discos del género en España de los años inmediatamente posteriores, desde el 'Hecho, es simple' (1997), de 7 Notas 7 Colores, al 'Lujo ibérico' (2000) de Mala Rodríguez.

En todas esas salsas estuvo también Jota Mayúscula, nombre artístico de Jesús Bibang González, nacido en 1972 y fallecido este viernes a causa de un infarto, según anunció su familia.

Criado en Madrid, Bibang formó parte de ese reducido colectivo que mamó la música que llegaba directamente de EEUU a través de los soldados de la base de Torrejón de Ardoz. De ahí aprendió que todo está en las bases gordas de la música afroamericana de los 60, 70 y 80, que los 'disc-jockeys' como The Bomb Squad (el equipo de producción de Public Enemy) y Jam Master Jay (de Run-DMC) 'sampleaban' para hacer los ritmos sobre los que luego cantaban los MCs.

Sin tener referentes españoles, Bibang aprendió las destrezas del 'turntablism' (el manejo de los platos y la mesa de mezclas) hasta ganar los primeros concursos que se celebraron en nuestro país. Se convirtió entonces en Jota Mayúscula y junto con un grupo de amigos que frecuentaban el madrileño barrio de Ascao, cocinó el nacimiento de El Club de los Poetas Violentos. En su primera formación estaban Frank T, El Meswy, Kamikaze, Paco King, Supernafamacho y Mr. Rango. Frank T salió tras el disco de debut y el resto, ya como CPV, publicó un disco de despedida, 'Grandes planes' (1998), antes de que sus componentes probasen suerte cada uno por su cuenta.

Papel en RN3

La separación de CPV coincidió con el inicio de emisión de 'El Rimadero', un programa en Radio 3 que a lo largo de dos décadas largas ha contribuido a asentar las bases del hip hop como ningún festival o discográfica. "Más graves" era uno de sus muchos gritos de guerra en sus didácticas sesiones.

De forma paralela, Jota Mayúscula se estableció como el productor de referencia en el cambio de siglo. Su aportación fue crucial para los discos con los que despuntaron SFDK ('Siempre fuertes', 1999) y Violadores del Verso ('Genios', 1999). Ambos grupos marcaron la consolidación del hip hop en nuestro país, pues lograron llegar al primer puesto en las listas de ventas.

El hip hop, se ha dicho muchas veces ya, logró calar entre la juventud española por su capacidad para contar la realidad de los barrios de forma descarnada y directa, pero sin dramatismos ni sobreactuación. Más o menos lo mismo que había hecho el punk un par de décadas antes. La labor de los DJs y productores como Jota Mayúscula, muchas veces olvidada por el genio de los raperos al soltar versos, era fundamental para que estos lograsen que sus temas pegasen.

Jota fue reconocido y respetado por su labor, lo cual queda demostrado por la ingente cantidad de colaboraciones en las que participó a lo largo de su carrera. Prácticamente nadie quedó fuera de sus redes: Ari, Kase-O, La Excepción, Tremendo, Hablando en Plata, Verdaderos Kreyentes de la Religión del Hip Hop, La puta Opepé, Elphomega, Morodo...

La irrupción del trap, a mediados de la pasada década, desmanteló aquel ecosistema con una generación de chavales que mamaron aquello y que, tal vez por ello, se han querido rebelar contra todo lo que ayudó a consolidar Jota.

Su fallecimiento suscitó este viernes una catarata de condolencias en las redes sociales, incluida la del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias.