INFORMACION SOBRE LAS MIGRACIONES DE ARAGON

La contraventana de Carmen Rigalt: de Siria a Cataluña

 

  Nombre: Carmen Rigalt
Fecha: 11/11/2017
Tipo:

Fuente: El Mundo
URL relacionado: http://www.elmundo.es/loc/2017/11/11/5a05cf72ca4741d1688b458b.html


SÁBADO. He quedado con Lara y su hermana Laly, las refugiadas sirias. Dijeron que vendrían en tren y me llamarían desde la estación, pero cuando han llamado ya estaban en la puerta de casa. Listas que son las chicas. En la cocina han descargado platos típicos de Siria elaborados por ellas mismas: hummus, pita (pan árabe), muhammara y succe. Como María había preparado primer plato y segundo plato, al final comemos doble. Antes de sentarnos a la mesa, Antonio les ha servido vermut rojo. Ellas no son musulmanas, sino cristianas, pero nunca antes habían probado el vermut. Al poco ha llegado Daniel, que no se ha quedado a comer porque tenía fútbol. Les ha preguntado por los sitios arqueológicos que tanto ama: Palmira, Alepo, Bosra, Qal'at Salah El-Din, etc ... Lara y Laly cuentan de Siria y no acaban. Antonio cuenta de Cataluña y tampoco. Sandra y Jordana -la facción Caribe-, y Carmen Rosa -la canariona- se incorporan.

Lara y Laly no dan abasto a saciar nuestra curiosidad. Poco a poco nos presentan a su familia en foto: la joven madre, también refugiada, el padre, que se quedó en Damasco, y dos hermanos, en sendas esquinas del mundo (China y Turquía). Luis, el hermano que huyó a Turquía, sueña con ser refugiado en España y vamos a intentar que lo consiga.

La sobremesa se presta a ocurrencias y risas. Lara busca en el móvil la canción Y viva España en sirio. Allí es tan conocida como en mi niñez lo fue Mustafá en España. Lara sigue contando anécdotas. Ellas (las dos hermanas y la madre) vinieron a España con la ayuda de un ex ministro. Ahora recuerdan sus primeros meses de refugiadas y dicen: "Hemos llorado mucho, mucho". Sin embargo, el sufrimiento contribuyó a que aprendieran español más rápido. Lara hizo un master de ICADE (en Siria había estudiado ingeniería civil) y Laly estudia ahora derecho en la Universidad Camilo José Cela. Antes de irse, comentario sobre Cataluña. Las chicas no entienden los problemas con Cataluña. "Ustedes que son demócratas", dicen, "¿por qué no lo arreglan en las urnas?" Habrá que invitarlas otro día, dice Antonio. La lección no ha quedado clara.

De noche les cuento esta anécdota a los Szerman, que son judíos y tienen parte de la familia en Israel. Yo no conozco Siria de milagro. Una vez, iba o venía por Israel con el cónsul de turno, cuando en cuestión de minutos (pocos, pues el país es pequeño y enseguida te sales), dimos de bruces con un cartel en el que ponía Altos del Golán. Es lo más cerca que he estado de Siria. Aquel día perdí la oportunidad de poner un pie.

Lita también es judía, pero ella de un universo que no cabe en ninguna parte. A Lita le canto aquello de Alberto Cortez que dice No soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad, ni porvenir, y ser feliz es mi color de identidad.

MARTES. Prix de la Moda en Florida Retiro, antes Florida Park. Me cuentan que se han separado Sonsoles Suárez y Paulo Coelho, el marido mozambiqueño. Precisamente antes del verano coincidí con ellos en Amazónico. Dicen que Paulo trabajaba de DJ en el restaurante. El amor duró mucho pero fue casarse y adiós muy buenas.

JUEVES. Cita con Leticia Espinosa y Caprile en Raro Rare, un restaurante original y en el que se come muy rico. La única pega es el nombre. He intentando decirlo de corrido (lección de filosofía en La ventana de la SER) pero no me sale. Desde aquí se lo propongo a Irene Lozano, la profe, para que lo intente ella. Durante la cena hablamos de los refugiados. Hay que traer a Luis de Turquía como sea. La desesperación le está minando.