INFORMACION SOBRE LAS MIGRACIONES DE ARAGON

La mayoría de refugiados viven de las ayudas sociales, poniendo en peligro el Estado del Bienestar

 

  Nombre: Gonzalo G. Sáinz
Fecha: 11/05/2018
Tipo:

Fuente: Caso Aislado
URL relacionado: https://casoaislado.com/la-mayoria-refugiados-viven-las-ayudas-sociales-poniendo-peligro-estado-del-bienestar/

Así lo confirman varios estudios publicados en Europa.

Pese a que en España, partidos políticos como Podemos, Izquierda Unida e incluso el Partido Popular defienden la llegada de refugiados, sus consecuencias están lejos de ser positivas para el Estado de Bienestar y por lo tanto, para los españoles.

Varios estudios europeos han confirmado que la mayoría de inmigrantes ilegales y refugiados viven en Europa gracias a las ayudas públicas que reciben.

Por ejemplo, en Holanda, uno de los países más ricos de la Unión Europea y que tiene sobre los 17 millones de habitantes, el 70% de los refugiados vive gracias a las ayudas públicas que reciben por parte del Estado.

En Alemania, del millón de refugiados que han ido llegando en los últimos dos años, solamente el 2,8% tiene un trabajo, es decir, 34.000 refugiados del 1,2 millones de euros que llegó.

Es por ello por lo que cada vez son más los alemanes que están defendiendo el cierre de los fronteras para evitar que sigan llegando más refugiados, algo a lo que Angela Merkel, de momento, se opone rotundamente.

En Suiza, más de lo mismo. Una información publicada por SRF aseguraba que 80.504 refugiados, es decir, el 85.8% de ellos, vive exclusivamente de las ayudas que reciben por parte del Estado.

En España, la llegada de inmigrantes ilegales a través de Ceuta y Melilla, además de las costas de nuestro país, también supone un alto coste para las arcas de nuestro país. Pese a ello, varias formaciones de izquierda piden que no se expulse a ninguno de ellos y se les permita quedarse en nuestro país, viviendo de las ayudas públicas.

¿Cuánto cuestan los refugiados a los países europeos?

La cifra varia dependiendo el país, pero en Holanda, donde 59.000 refugiados pidieron asilo en 2016, el coste de mantener a los que actualmente están en el país, sube hasta los 800 millones de euros.

En esa cifra se incluye el gasto básico, dejando a un lado futuros servicios sanitarios u otras ayudas.