Histórico de artículos

22 de Junio 2008
Alrededor de 70 subsaharianos intentan entrar por la fuerza por la frontera de Melilla


Los inmigrantes de origen subsahariano cruzaron por la fuerza el paso principal entre la ciudad autónoma y Marruecos, arrollando tanto a la policía marroquí como a la Policía Nacional y la Guardia Civil que custodiaban ambos lados de la frontera.


Según fuentes policiales, estas detenciones eran posibles gracias a un amplio dispositivo de seguridad que desplegaban en las inmediaciones de la frontera durante más de tres horas numerosas patrullas de la Policía Nacional y la Guardia Civil, que también era reforzado por la Policía Local de Melilla.


Los detenidos eran ser derivados a la Jefatura Superior de Policía para proceder a su identificación y tramitar las órdenes de expulsión antes de que sean acogidos en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

A la fuerza


Este medio centenar de subsaharianos formaba parte del grupo entre 60 y 70 inmigrantes que intentaban entrar irregularmente a Melilla a las 4,25 horas, aunque las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad conseguían repeler al resto tras cerrar durante unos minutos la verja del puesto fronterizo de Beni-Enzar.


Este intento de entrada se diferencia de los que se han venido registrando en los últimos años en que los inmigrantes no saltaban la alambrada, sino que en esta ocasión han entrado a la carrera y arrollando todo lo que encontraban a su paso, debido a que en esa zona el perímetro fronterizo está reforzado por dos vallas de seis metros con un entramado de alambres de acero en el centro denominado sirga tridimensional.


Algunos agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional resultaban heridos leves porque eran arrollados literalmente por la avalancha de inmigrantes, que al parecer iban también provistos de piedras y palos para atacar a los agentes destinados a la vigilancia del puesto fronterizo para lograr su objetivo de acceder a territorio español.


En estos momentos permanecen tranquilos los dos principales puestos fronterizos entre Melilla y Marruecos, el de Beni-Enzar y el de Farhana, así como las inmediaciones de la Jefatura Superior de Policía, el CETI y los centros de salud de la ciudad autónoma.


El último intento de entrada masiva a Melilla fue en la Nochebuena de 2006, cuando decenas de inmigrantes subsaharianos intentaron saltar tres veces el perímetro fronterizo con Marruecos y 40 de ellos fueron detenidos, aunque no se registró ninguna entrada de 'sin papeles' a territorio español



Fuente: AGENCIAS. HERALDO.es
URL relacionado: http://www.heraldo.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle/idnoticia.16007

Material Multimedia Relacionado