Histórico de artículos

15 de Agosto 2008
Ejulve recupera la memoria de los republicanos deportados



“Cada día traemos algún hijo, nieto o sobrino de republicanos que estuvieron en campos como el de Mauthausen, Gusen o Auswitch”, comentó el miembro de la Junta Estatal de la Amical Mauthausen, Juan Manuel Calvo. “Esta semana tuvimos con nosotros a los hijos de Manuel Rifaterra, un deportado de Alcorisa. Nos contaron que su padre era un albañil que operaba en la zona del Bajo Aragón, llegando a construir las escuelas de Mas de las Matas. Se alistó voluntariamente al ejército republicano durante la Guerra Civil Española, a cuyo término tuvo que exiliarse a Francia”, narró Calvo. Una vez allí, inició un periplo que le llevó al campo de Mauthausen. “Al ser albañil, quedó al mando de un grupo de trabajadores, muchos de ellos españoles, que tenían como misión construir el muro del propio recinto. Esta situación fue favorable para muchos de ellos, que se salvaron porque las condiciones de su trabajo no eran tan duras como las de los que estaban en las canteras”.

Muy similar fue el caso de José Puy, originario de la localidad oscense de Estadilla. Su nieto, Juan Magallón, explicó que tras la guerra pasó la frontera y se alistó al batallón de marcha del ejército francés, que en aquel momento luchaba contra el ejército nazi a comienzos de la II Guerra Mundial. Esta condición de militante le hizo acabar en el campo de Gusen, donde trabajó construyendo una presa eléctrica. En este caso, Puy no tuvo la suerte de Rifaterra, porque aunque salió con vida del infierno, su familia quedó rota para siempre. Sólo el empeño de su nieto ha posibilitado recuperar su recuerdo.



Fuente: Diario de Teruel
URL relacionado: http://www.diariodeteruel.net/15/bajo_aragon/bajo_aragon_notic2.htm

Material Multimedia Relacionado