Histórico de artículos

03 de Octubre 2008
La Soledad de Corbacho


A mí siempre me sorprende ver que el ministro parece una pieza suelta en el Gobierno, que está solo, porque todos esperan que haga lo que está haciendo, pero como en este país todo el mundo quiere quedar como el mejor, prefieren mirar hacia otro lado o en su caso incluso poner malas caras a Corbacho, y eso le sucede incluso con los suyos, o sea incluso dentro del Gobierno.

Pero a lo que vamos. ¿Qué propone el titular de Trabajo? Pues algo tan sensato como que los inmigrantes que estén en paro y decidan voluntariamente regresar a sus países, podrán cobrar todo junto el paro, una parte en España antes de marcharse y otra una vez llegado a su país. Naturalmente la medida es voluntaria, nadie va a obligar a un inmigrante en paro a marcharse, sencillamente se le da la oportunidad de regresar en la mejor condición posible, con un dinero en la mano, y con la posibilidad de regresar, con todos sus derechos, dentro de unos cuantos años.

Bueno, pues esa propuesta del ministro Corbacho ha recibido todo tipo de calificativos, e incluso Gaspar Llamazares le dijo desde la Tribuna que esa medida `estigmatiza` a los inmigrantes haciéndoles chivos expiatorios de la crisis. Sí, sí, así como suena. Pero es que además, esta propuesta del ministro ha sido, ya digo, criticada por sindicatos y asociaciones de inmigrantes.

Yo la verdad creo que es una medida adecuada y generosa, y que puede constituir una oportunidad para quien lleva unos años trabajando en España, ahora está en el paro, y con un dinero en la mano tiene la oportunidad de regresar a su país buscando acomodo. Lo que no se puede es hacer demagogia a cuenta de la inmigración sino intentar dar respuestas a los problemas. Y esta propuesta del ministro de Trabajo es una respuesta, aunque sin duda no puede ser la única. Lo que es evidente es que hay muchas personas que llegan a nuestro país con el deseo de trabajar, de ganar dinero para poder tener una vida mejor para ellos y sus familias, y desde luego muchos inmigrantes sueñan con ahorrar para poder regresar a su país.

Durante los años de bonanza económica, muchos inmigrantes han podido cumplir con ese propósito, pero ahora la situación es distinta y lo que el ministro Corbacho propone es que quien esté en el paro si quiere pueda regresar a su país con un buen colchón. Muchos preferirán quedarse, a lo que naturalmente no hay nada que objetar, pero otros pueden pensar que con ese dinero que se les va a dar a lo mejor pueden montar un negocio en su propio país e iniciar una nueva vida entre los suyos. Ya digo que a mí esta medida me parece adecuada, y desde luego no es ofensiva ni para la dignidad de los inmigrantes ni tampoco les está mermando ningún derecho.

Al ministro Corbacho le ha tocado poner orden en el desorden que había respecto a la inmigración, entre otras cosas porque así se está exigiendo por las directivas de la Unión Europea, y la verdad es que hasta el momento el ministro lo que viene diciendo y proponiendo no es para que nadie se escandalice sino todo lo contrario. Claro que en este país en que la hipocresía se viste de lo políticamente correcto, un ministro como Corbacho sorprende porque le toca hacer lo que otros piensan que hay que hacer pero no se atreven ni a decirlo. ¡País¡.

Por Julia NAVARRO



Fuente: diariodelaltoaragon.com
URL relacionado: http://www.diariodelaltoaragon.com/index.php?mod=noticias&mem=detalle&idnoticia=312616

Material Multimedia Relacionado