Las Migraciones en Aragón

28 de Octubre 2011
Cataluña maquilló el informe PISA 2009 para mejorar los resultados


Cataluña hizo trampas en el último informe PISA 2009. Según denuncia la Fundación Jaume Bofill, esta comunidad excluyó de la muestra sometida a la evaluación de la OCDE a un grupo de alumnos con bajo rendimiento, en su mayoría repetidores e inmigrantes. El catedrático de Educación Comparada de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) Ferran Ferrer, director del informe sobre PISA 2009, presentado ayer por la Fundación, afirmó que la muestra seleccionada por Cataluña presentaba «algunos déficits importantes», como la presencia de menos alumnos con resultados bajos: repetidores, de tercero de ESO e hijos de familias inmigrantes.

Según explicó la Fundación, las autoridades educativas —la Consejería de Educación de la Generalitat estaba dirigida por el socialista Ernest Maragall (época tripartito)—, decidió eliminar de la muestra al 5.95% de los alumnos preseleccionados por la OCDE, superando casi de un punto el 5% establecido como límite por las autoridades educativas europeas. Si en el año 2003 se examino a una muestra de 1.516 estudiantes catalanes y en 2006 a 1.527, en el último informe (2009) la muestra se situó en 1.381 alumnos y dejó de incluir a unos 150 de perfil bajo. Además, en la muestra se redujo también el porcentaje de alumnado inmigrante. Así, si en el año 2006 este tipo de alumnado representaba el 9,5% de PISA, ya que suponían el 11,9% del conjunto educativo; en 2009 se limitó su participación al 11,2% mientras eran el 17,5% del total. «Sólo constatamos datos»

«No queremos hacer ninguna acusación ni abrir ningún frente con la Generalitat, sólo constatamos los datos que nos ha dado la OCDE», dijo en declaraciones a ABC Ismael Palacín, director de la Fundación Jaume Bofill. Añadió que «el hecho de que se haya excluido a estos alumnos de la muestra puede llevar a interpretar que la mejora de los resultados en el último informe no sea atribuible a la mejora del sistema educativo sino al sesgo de la muestra». El ultimo PISA reveló una mejora en los niveles de comprensión lectora, matemáticas y ciencias. El responsable del informe indicó que junto a Cataluña también han alterado la muestra Murcia y EE. UU. «Seleccionan los centros»

La Consejería de Educación emitió ayer un escueto comunicado en el que anunciaba que ha encargado al Consejo Superior de Evaluación que analice el polémico estudio de la Fundación y verifique algunos de sus resultados. Respecto a la distorsión de la muestra precisó que «el Consejo de Evaluación sigue los criterios marcados por la empresa australiana encargada de realizar la muestra» y que son los centros educativos quienes aplican los criterios de exclusión, que después son validados por PISA.

Por otro lado, el informe revela que Cataluña educa peor a los inmigrantes que otras comunidades autónomas en las que el impacto de la población extranjera también es importante. En este sentido, el informe de la OCDE revela que la diferencia de puntuación entre los estudiantes autóctonos y los foráneos es de 82 puntos, frente a otras comunidades con un alto índice de inmigración como Madrid, Navarra y Aragón, que sólo registran 59, 54 y 56 puntos de diferencia respectivamente.

Cuando analiza los resultados en función de la lengua que hablan en casa (catalán o castellano), la muestra admite 20 puntos de diferencia a favor de los catalanohablantes, aunque los reduce a 10 si no se tiene en cuenta el nivel socioeconómico de las familias. El informe avala, además, que tener muchos inmigrantes en las aulas no significa tener peores resultados.



Fuente: http://www.abc.es/
URL relacionado: http://www.abc.es/20111026/sociedad/abcp-cataluna-maquillo-informe-pisa-20111026.html

Material Multimedia Relacionado