Las Migraciones en Aragón

14 de Noviembre 2011
Piden 6 años de cárcel para una pareja gambiana por practicar una ablación


“Para nosotros es una cosa buena para ella (la mujer), no es para hacerle mal ni hacer sufrir”, manifestó ayer en la Audiencia Provincial de Teruel Mamadou Drammeh, un inmigrante de Gambia que reside en Alcañiz acusado de haber practicado la ablación (amputación del clítoris) a su hija cuando tenía menos de un año. Por este presunto delito de lesiones de mutilación genital, tanto el padre como la madre de la menor se enfrentan a una petición de pena por parte de la Fiscalía de 6 años de prisión cada uno de ellos.

En la vista oral celebrada ayer, el acusado aseguró que la ablación se hizo en Gambia y que fueron los abuelos quienes lo hicieron, pero en ningún momento repudió esta práctica amparándose en que se trataba de una tradición cultural y religiosa muy arraigada en su país.

El juicio por ablación celebrado en la Audiencia Provincial de Teruel, que quedó ayer visto para sentencia, es el primero de este tipo que tiene lugar en Aragón. La fiscal del caso, Carmen Modrego, aseguró que no tenía constancia de que se hubieran juzgado otros casos similares en España, si bien fuentes del ministerio público indicaron que, aunque pocos, sí había precedentes en otras comunidades autónomas como Cataluña.

La vista levantó una gran expectación entre los medios de comunicación e hizo que los dos acusados, así como sus acompañantes, intentaran eludir los objetivos de las cámaras fotográficas y de televisión nada más llegar al Palacio de Justicia, cubriéndose el rostro las mujeres con el velo.

Los hechos juzgados ocurrieron el año pasado en Alcañiz, donde reside la pareja, si bien los acusados niegan que la mutilación genital al bebé se practicara en España y argumentaron en todo momento que se hizo en Gambia antes de que emigrara la madre.

De los dos acusados, el único que declaró fue el hombre, mientras que su esposa, Niuma Sillah, que no habla castellano, se acogió a su derecho de no hacerlo. Al menos así lo expresó su marido, que fue quien hizo de traductor al no personarse hasta después de iniciada la vista la persona que debía encargarse de la traducción.

La noticia completa, en la edición impresa.



Fuente: http://www.diariodeteruel.es
URL relacionado: http://www.diariodeteruel.es/teruel/19917-piden-6-anos-de-carcel-para-una-pareja-gambiana-por-practicar-una-ablacion.html

Material Multimedia Relacionado