Las Migraciones en Aragón

21 de Noviembre 2011
El rostro triste de la crisis


Hoy he visto el rostro abatido de la crisis. Eran cientos de personas haciendo cola para adquirir un billete de lotería; gentes de indumentaria modesta y rostros de miradas perdidas en la esperanza del Gordo de Navidad que este año lleva 400.000 euros de premio para el décimo. Paisanos de todas las edades; muchos de ellos inmigrantes, otros con apariencia de jubilados que quizá por lo largo de la espera -ya digo que la fila para comprar lotería era interminable- traían encargo ajeno y echaban la mañana haciendo cola. No digo que la formidable hilera que a modo de muralla humana cortaba en dos una calle peatonal del centro de Madrid fuera un reino de silencio, pero no eran muchos los que mataban la espera charlando. Nada que ver, desde luego, con las largas colas que se forman frente a las taquillas del Santiago Bernabeu para hacerse con una entrada cuando juega el Real Madrid; todo lo que allí acostumbran a ser chanzas y bullicio, aquí, ya digo, era pesadumbre y miradas ausentes. Tampoco se veían manos revoloteando sobre los teclados de los móviles como es habitual entre los jóvenes que cruzan mensajes mientras aguardan turno para hacerse con la entrada de un concierto. Sería excesivo hablar de recogimiento, quizá no llegaba a tanto el imperativo de la peculiar vigilia, aunque quienes formaban la cola aguardaban nada menos que la visita de la esquiva diosa Fortuna, pero no es exagerado



Fuente: http://www.diariodelaltoaragon.es
URL relacionado: http://www.diariodelaltoaragon.es/NoticiasDetalle.aspx?Id=716921

Material Multimedia Relacionado