Las Migraciones en Aragón

10 de Mayo 2012
Multado con 60.000 euros por alojar inmigrantes en un sótano


El pleno del Ayuntamiento de Cuarte de Huerva acordó en la sesión plenaria celebrada el pasado miércoles imponer una sanción de 60.000 euros al propietario de un edificio que alquiló el sótano como vivienda a un grupo de extranjeros. Fuentes municipales aseguraron que esta situación constituye una irregularidad tipificada como muy grave en la normativa urbanística.

La sanción, que es recurrible, es la más baja posible dentro de las faltas muy graves, dado que el importe de la multa puede alcanzar los 300.000 euros. El propietario dispone de un tiempo para alegar y ha señalado que presentó un proyecto en condiciones y adaptado a la normativa vigente.

El edificio en cuestión, situado en la calle Canónigo Navascués, tiene cuatro alturas y se halla en el antiguo núcleo de Cuarte, en la parte más alta de la localidad. Fuentes del consistorio señalaron que, tras la realización de varios informes de la Policía Local y de técnicos en urbanismo, se abrió un expediente que ha concluido con la imposición de la sanción.

El Ayuntamiento de Cuarte decidió actuar a raíz de la denuncia presentada en mayo del 2011 en dependencias municipales por el presidente de la comunidad de vecinos, quien señaló que la zona destinada a aparcamiento de coches y trasteros estaba ocupada por varias personas que habían hecho una vivienda en su interior.

"La transformación del sótano se hizo sin que se solicitara permiso", confirmó un concejal de Cuarte de Huerva, que subrayó que la normativa prohíbe la conversión de trasteros en alojamiento. El mismo responsable municipal señaló que el propietario del edificio fue apercibido con anterioridad para que tomara medidas y que la imposición de la sanción es el resultado del expediente abierto en su día.

"Nosotros compramos este piso sin trastero y sin plaza de garaje", manifestó ayer una persona que reside en la casa de la calle Canónigo Navascués. "Durante un tiempo vivió allí un grupo de personas, pero lo cierto es que no causaban molestias", añadió la misma persona. "Ahora me parece que lo utiliza una peña".

ACCESOS El sótano en cuestión posee dos accesos. Uno está situado en el rellano de la planta baja y otro, en la parte trasera del edificio. Ambos se hallan cerrados en la actualidad.

Dada la especial configuración de la casa, que se levanta sobre una ladera, el acceso trasero al sótano está a la misma altura que la calle. Al parecer, esta era la entrada utilizada por las personas que vivieron en los trasteros, según señalaron los vecinos de la zona, que coincidieron asimismo en que los inquilinos no eran problemáticos. Ahora, el propietario dispone de un plazo de tiempo para presentar alegaciones ante la sanción y tratar de que no se lleve a efecto.



Fuente: http://www.elperiodicodearagon.com
URL relacionado: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/multado-con-60-000-euros-por-alojar-inmigrantes-en-un-sotano_754183.html

Material Multimedia Relacionado