Histórico de artículos

08 de Octubre 2008
El segundo plan autonómico para la inmigración costará 75 millones


El segundo plan para la inmigración prevé un gasto de 74,8 millones de euros en cuatro años para la ejecución de 158 medidas dirigidas a garantizar la integración social, laboral y económica de la población extranjera de Aragón, que se ha multiplicado por más de 24 en los últimos doce años. Serán los departamentos de Educación y de Servicios Sociales los que más fondos destinen a estas actuaciones, aunque hay otras cuatro consejerías implicadas en el proyecto.

El plan, que en esta segunda edición se denomina Plan Integral para la Convivencia Intercultural en Aragón 2008-2011, fue aprobado ayer por el Consejo de Gobierno e incluye las citadas 158 medidas concretas que se estructuran en tres grandes líneas estratégicas: acogida, inclusión y convivencia. Se elaboró tras evaluar los resultados del primer documento (Plan para la Inmigración 2004-2007) y, en esta ocasión, tiene carácter transversal y no sectorial.

Según la memoria económica del documento, cuyo último responsable es el departamento de Servicios Sociales, pero que ha implicado a varias consejerías del Ejecutivo, desarrollar el centenar y medio de actuaciones supondrá un desembolso de 74,87 millones de euros en cuatro años, en el periodo 2008-2011. El gasto anula oscilará entre los 17,7 millones de euros del primer ejercicio (el actual, lo que supone un condicionante por la fecha en que ha sido aprobado) y los 19,4 millones de euros del último, el del 2011.

Seis son los departamentos autonómicos implicados en las medidas que ayer se aprobaron, y que ahora se remitirán a las Cortes para su debate: Economía, Educación, Obras Públicas, Política Territorial, Salud y Servicios Sociales. Son la primera y la última las que mayor gasto tendrán que realizar.

Así, Educación deberá destinar 32,2 millones de euros en los cuatro años (entre 7,9 y 8,4 millones de euros al año) a este plan para la inmigración, mientras que Servicios Sociales tiene presupuestados unos 18 millones (alrededor de 4 anuales). El resto presenta notables diferencias: Economía gastará 12,9 millones; Obras Públicas, 6,4; Política Territorial, algo menos de 1, y Salud, algo más de 4. Eso sí, según la citada memoria, en el plan "no se cuantifica el gasto social asociado al disfrute de derechos y prestaciones sociales garantizadas a la población en general. En concreto, no se cuantifica el coste de la atención sanitaria" para los residentes de origen extranjero.

Así, las cuantías incluidas en la memoria se refieren a "actuaciones requeridas por las dificultades o necesidades específicas planteadas por la presencia de población de origen extranjero". Campañas de sensibilización, asesoramiento jurídico, traducciones, información y orientación para el uso de servicios públicos o adecuación de los servicios a las peculiaridades de los nuevos usuarios dirigidas tanto a la población autóctona como a la extranjera.

El propio plan deja ver que los inmigrantes se han multiplicado por más de 24 en Aragón en los últimos doce años. Así, el número de extranjeros residentes en la comunidad en 1996 era de 6.290, según los datos del Observatorio Permanente de la Inmigración, mientras que la cifra asciende este año a 159.953. Los rumanos son, con mucha diferencia, los que están más presentes en la sociedad aragonesa, seguidos a distancia por marroquís y ecuatorianos.



URL relacionado: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=446141

Material Multimedia Relacionado