Las Migraciones en Aragón

30 de Mayo 2014
Más de 200 chinos, imputados por falsificar permisos de residencia desde Zaragoza


La Policía ha detenido a 127 personas e imputado a otras 133 por su implicación en una red de falsificación y estafa de documentos de residencia que vendían a ciudadanos chinos que deseaban afincarse en España. El centro de esta red estaba en Zaragoza, donde se han realizado la mayor parte de las detenciones.

La operación, desarrollada durante meses, desde octubre del año pasado, ha permitido destapar un extenso entramado. Fue precisamente en octubre, según ha informado este viernes la Policía, cuando se detuvo al núcleo de integrantes de este «grupo criminal». Pero comprobaron que en esta red intervenían muchas más personas, no solo en Zaragoza sino también en otras provincias españolas.

Al final, la operación se ha saldado con un total de 260 imputados, 127 de ellos por delitos de falsedad documental y estafa, a nueve de los cuales se acusa también de favorecer la inmigración ilegal y de pertenencia a grupo criminal. A otras 133 personas se les imputa por falsedad documental y estafa.

La mayor parte de estos 260 imputados son de nacionalidad china, aunque también figuran empresarios españoles que colaboraban como falsos contratadores de ciudadanos a los que se facilitaban los permisos irregulares de residencia en nuestro país. La red se promocionaba con anuncios que publicaba en periódicos chinos que se venden en establecimientos comerciales de compatriotas afincados en España. Así captaban a sus potenciales clientes.

Fuentes policiales han indicado que en gran parte de los casos, para tramitar las tarjetas de residencia se utilizaban falsos certificados de empadronamiento e informes de inserción social, igualmente falsos, que en teoría expedía el Ayuntamiento de Zaragoza a través de su Casa de las Culturas.

Por estos trámites ilegales, cada inmigrante debía pagar entre 6.000 y 8.000 euros. Quienes necesitaban tener contrato de trabajo para dar visos de legalidad a la tramitación, debían pagar a esta banda no menos de 3.000 euros, y 3.000 más por los informes falsificados y por el certificado de empadronamiento, además de entre 500 y mil euros por el informe de inserción social. A todo ello se añadían los entre 900 y 1.200 euros que pagaban para que se les facilitase desde este mismo grupo criminal la acreditación de haber estado supuestamente de alta en la Seguridad Social durante tres o cuatro meses como mínimo.

Las mismas fuentes han indicado que se calcula que, con todo este entramado, esta red de inmigración ilegal ha podido defraudar a la Hacienda Pública 3,5 millones de euros.

Esta red trabajaba para facilitar los papeles de residencia en España a compatriotas chinos. Y a China enviaban también gran parte del dinero que obtenían con estas prácticas delictivas.

Además, a los empresarios que colaboraban con ellos desde España les pagaban no menos de 2.000 euros por prestarse a contribuir a la falsificación de expedientes de contratación.

La mayoría de las detenciones se han llevado a cabo en Zaragoza, pero también hay imputados en Barcelona, Madrid, Palencia, Mérida, Valencia, Victoria y Coslada (Madrid).



Fuente: ABC
URL relacionado: http://www.abc.es/local-aragon/20140530/abci-desarticulada-zaragoza-falsificacion-masiva-201405301149.html

Material Multimedia Relacionado