Las Migraciones en Aragón

17 de Junio 2014
702 inmigrantes fueron detenidos por infringir la Ley de Extranjería en Aragón en 2013


702 inmigrantes fueron detenidos en Aragón el pasado 2013 por infringir la Ley de Extranjería, según indica el informe anual del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, presentado este martes en el Senado.



Zaragoza fue la provincia aragonesa en la que más personas acabaron en el calabozo por incumplir esta norma, con 545 arrestos, frente a las 99 de Huesca y los 58 de Teruel. 



En el conjunto de España, 49.406 personas ingresaron en el calabozo tras infringir esta ley, un 17,07% menos que el año anterior. Madrid encabeza la lista, con 13.607 detenciones de este tipo, seguida de Andalucía, 8.061, Cataluña, 5.975; Ceuta, 4.836; Comunidad Valenciana 3.882; Melilla 2.653 y País Vasco, 2.138.



De estas más de 49.400 detenciones, 9.002 personas acabaron ingresando en un centro de internamiento, desde donde solo se materializó la expulsión de 4.726, un 52,49% del total, "a pesar de que con la medida de internamiento se pretende asegurar la repatriación efectiva del ciudadano extranjero", tal y como explica el MNP.



El Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura da cuenta de las 60 visitas que realizó la institución a lugares de privación de libertad, entre los que figuran los CIE de Barcelona, Madrid, Murcia, Tarifa y Valencia y las salas de inadmitidos y solicitantes de asilo del aeropuerto de Barajas.

Menos deportaciones en Las Palmas, más en Tenerife

Destaca el caso del CIE de Las Palmas (Gran Canaria), desde donde solo se expulsó a uno de cada cuatro internos el año pasado, cuando fueron 212 personas las recluídas. Por contra, el centro con más tasa de expulsiones es el de Tenerife, desde donde se deportó al 87,87 % de los 99 internos, un 67% más que el año anterior.



En el de Murcia, el 66,53 % de los 1.013 inmigrantes retenidos, todos varones, acabaron deportados. En el de Valencia, donde se internó a 916 personas, de las que más de un centenar eran mujeres, la tasa de expulsión fue del 63,64%, un 17% menos que en 2012.



Mientras, en el de Madrid, que retuvo a 2.694 personas (238 mujeres) a lo largo del año, el 59,35% acabaron en un vuelo de repatriación, y en Barcelona, con 1.584 internamientos, los expulsados fueron el 46,96 del total. Por último, en el CIE de Algeciras, la tasa de deportaciones rondó el 40%. Por allí pasaron en 2013 un total de 2.324 hombres y 160 mujeres.

Internos de países en conflicto

En cuanto a las nacionalidades de los inmigrantes, varían en función del centro de internamiento, pero en términos generales, los grupos más amplios son marroquíes, argelinos, senegaleses, cameruneses y nigerianos. No obstante, por los CIE también pasaron personas procedentes de países en conflicto, como Malí, con 592 internos.



Asimismo, figuran ciudadanos de Irak, Afganistán, Sierra Leona, República Centroafricana, Guinea, Somalia, Kenia, el Sáhara, Costa de Marfil e incluso europeos, como rumanos o polacos. Destaca que en Madrid consta como tal un apátrida, pese a que una persona sin patria no puede ser deportada a ningún lugar.

Sin asistencia médica permanente

También sobre los CIE, el informe detalla que persisten muchas de las "deficiencias" apuntadas en trabajos anteriores, en especial, el servicio sanitario, gestionado por una empresa privada, sigue sin ser permanente y tampoco se han suscrito los conciertos necesarios para la atención de especialistas.



Asimismo, los historiales médicos no están homologados con la normativa vigente, no se registran las demandas de asistencia ni las citas programadas, no se garantiza la intimidad de los pacientes, no se efectúan sistemáticamente analíticas para detectar drogas o enfermedades infecciosas y el idioma "sigue siendo un obstáculo para la comunicación fluida entre los servicios sanitarios y los internos".



Sin embargo, también se dan otras deficiencias, como la ausencia generalizada de folletos informativos en distintos idiomas sobre el derecho de asilo, que no se fotografíen las lesiones que refieren los internos a efectos judiciales, que no se informe a los internos del momento de su expulsión o que sigan conviviendo delincuentes con personas en situación irregular en las mismas instalaciones.

Salas de inadmitidos

Por otra parte, en cuanto a las salas del aeropuerto de Barajas donde los solicitantes de asilo esperan resolución y permanecen los extranjeros cuya entrada en España no ha sido autorizada, el MNP llama la atención sobre el incumplimiento del plazo máximo de retención, 72 horas según la ley salvo que un juez lo autorice.



Al menos 162 personas en el año 2012 y 101 en 2013 permanecieron allí más de 72 horas, y en general, los solicitantes de asilo pasan más de tres días en estas salas. "Durante este período de tiempo, las personas que permanecen en la T4 satélite carecen de luz natural y, tanto estas como las que permanecen en la T1 no pueden salir al exterior", recuerda el informe.



Además, detalla que las entrevistas con potenciales víctimas de trata no se realizan en un espacio adecuado, no se graban las entrevistas que se utilizan para determinar la inadmisión en territorio nacional, la asistencia médica no garantiza la intimidad del paciente y no hay cámaras que filmen los casos en los que los agentes consideran necesario "aislar" a alguno de los extranjeros. 



Fuente: Heraldo de Aragón
URL relacionado: http://www.heraldo.es/noticias/aragon/2014/06/17/702_inmigrantes_fueron_detenidos_por_infringir_ley_extranjeria_aragon_2013_294343_300.html

Material Multimedia Relacionado