Las Migraciones en Aragón

17 de Agosto 2014
Aragón ha perdido un tercio de sus cotizantes extranjeros durante la crisis



La población extranjera de Aragón es cada vez menor, y los que no han vuelto a sus países, cada vez tienen más dificultades para encontrar empleo. Esa es la agria radiografía que deja la economía aragonesa cuando se mira desde la perspectiva del mercado laboral extranjero. La Comunidad ha perdido desde los albores de la crisis en 2008 más de 21.000 cotizantes foráneos, que hace cinco años ocupaban buena parte de los empleos de menor cualificación suponiendo un importante músculo para las arcas de la Seguridad Social.

Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Empleo, 2013 se cerró con una media de 55.621 afiliados extranjeros mensuales, un dato que dista mucho del pico de 77.299 registrado hace ahora 6 años. Entre los motivos que provocan este descenso se encuentra el evidente 'éxodo' que el año pasado protagonizó la población extranjera, la cual disparó su salida de la Comunidad en más de 24.000 personas, de los que algo más de 13.000 eran rumanos, la nacionalidad extranjera más asentada en la Comunidad desde comienzos de siglo.

Pese a este importante descenso, la tasa de paro entre los inmigrantes sigue siendo más de dos veces superior a la que se da entre los trabajadores nacionales, encuadrándose ahora en un 44%, mientras que entre la población aragonesa a principios de año era de un 17%.

Con todo, según un reciente informe de la Empresa de Trabajo Temporal Randstad, Aragón es una de las Comunidades Autónomas en las que el peso de los extranjeros dentro del mercado laboral se ha reducido en menor medida durante la crisis, pasando de representar al 13% de los trabajadores a algo menos del 11%, mientras que en el conjunto de España el año pasado fue el primero desde 2006 en el que ni uno de cada 10 empleados era de otra nacionalidad.

Las mujeres, menos afectadas gracias al sector servicios

Como en el caso de los trabajadores nacionales, el frenazo sufrido en la construcción ha sido el principal causante del aumento del paro extranjero, que afecta especialmente al sexo masculino. No en vano, el citado informe de Randstad señala que la pérdida de empleo entre los varones inmigrantes es hasta 22 veces superior a la que han sufrido las mujeres. De hecho, esta tendencia advertida por el estudio encuentra su traslado en Aragón en que en la actualidad el número de mujeres extranjeras cotizantes se encuentra equiparado casi totalmente al número de hombres, encontrando hasta un 65% de ellas trabajo en el sector servicios, principal refugio de empleo de este colectivo.

La campaña de la fruta, más de 12.000 nuevos empleos extranjeros

Por si fuera poco, este verano, época que suele ser propicia para la contratación de extranjeros en labores agrícolas, se ha topado con un imprevisto que puede dejar en la calle a muchos de ellos. Entre junio y julio de este año la Seguridad Social recibió más de 12.500 altas de extranjeros en el sector agrario aragonés gracias a las labores de temporero, un pico que se viene repitiendo año tras año. Sin embargo, el reciente veto de Rusia a las exportaciones podría hacer que se detuvieran buena parte de las labores. Un contratiempo que de mantenerse, según las primeras estimaciones de las asociaciones de agricultores, podría hacer que entre 3.000 y 4.000 temporeros vean rescindidos sus contratos para lo que resta de campaña.


Fuente: Heraldo de Aragón
URL relacionado: http://www.heraldo.es/noticias/aragon/2014/08/18/aragon_perdido_tercio_sus_cotizantes_extranjeros_durante_crisis_304989_300.html

Material Multimedia Relacionado