Histórico de artículos

21 de Noviembre 2008
La inclusión social


La situación en que ahora nos encontramos, con las democracias y paises más desarrollados afectados por una crisis financiera, fruto de la codicia y ambición de los más ricos provocando un incremento del paro, la desigualdad y la pobreza entre la sociedad, es una manifestación de esta deriva preocupante de la humanidad y de la condición humana, marcada por el egoismo y la hipocresía.

Aunque se presente con frecuencia los grandes avances y logros que la sociedad internacional ha alcanzado durante los últimos tiempos, no es menos cierto que existen carencias y vacíos que no parecen fáciles de solucionar. El corregirlos depende en primer lugar de grandes planificaciones y políticas generales que contribuyan a paliar los excesos y desigualdades existentes, pero también de planes más modestos, de pequeñas acciones, encaminadas a atender aspectos puntuales. Esta es la finalidad del Seminario de Buenas Prácticas en Inclusión Social que se celebra durante estos días en Huesca, promovido por la Cruz Roja. Está destinado a colectivos y entidades de acción social, a fin de que puedan aplicar las actuaciones pertinentes en aquellos casos -desafortunadamente bastante frecuentes- en que se producen situaciones de exclusión social. La presencia masiva de inmigrantes y su integración en una sociedad, para ellos absolutamente desconocida y diferente, es una de los escenarios más necesitados de actuaciones de este tipo en las que no siempre sabemos responder a su problema con la humanidad y solidaridad que cabría esperar de una sociedad evolucionada y desarrollada. Existen muchas personas que, bien de manera individual o integradas en diversos colectivos, contribuyen con sus acciones a mejorar y hacer más justa y creíble la dimensión humana y social que se presupone a la persona o a un sistema político. En unos momentos en que estamos comprobando el fallo de esta conducta por parte de las más altas esferas económicas y políticas en el ámbito internacional, reconforta constatar como proliferan y abundan las acciones de las bases, personas anónimas que nos reconcilian con la naturaleza y la condición humana.



URL relacionado: http://www.diariodelaltoaragon.es/index.php?mod=noticias&mem=detalle&idnoticia=320347

Material Multimedia Relacionado