Las Migraciones en Aragón

16 de Septiembre 2014
La concertada sólo matricula al 10% de los alumnos inmigrantes



El curso 2011-2012 fue el primero en que la población escolar inmigrante comenzó su descenso en la Comunidad Valenciana. Si entonces había matriculados en los colegios casi 91.000 extranjeros, este año no se llegará a los 85.000. La consecuencia de esta caída es una nueva radiografía de las aulas valencianas, que han dejado de ocupar los puestos de cabeza en lo que a proporción de alumnado inmigrante se refiere.

El Ministerio de Educación presentó ayer su informe con los Datos y cifras del curso escolar 2014-2015, en los que llama la atención cómo comunidades como Aragón e incluso La Rioja adelantan ya a la Valenciana en porcentaje de inmigrantes sobre el total del alumnado.

En el caso de la Comunidad Valenciana, apenas 10 de cada 100 alumnos son inmigrantes (el 10,2%), cuando en La Rioja son prácticamente 15 de cada 100 (14,7%). Es más, la cifra valenciana es la séptima de todo el país, cuando la media española (8,7%) se sitúa en el puesto noveno justo por detrás de la de Melilla (9,6%).

La crisis económica ha propiciado la marcha de muchas familias inmigrantes en los últimos años, y que previamente habían disparado el crecimiento de la población escolar, imparable hasta 2009. A pesar del nuevo récord de alumnado este curso en la Comunidad Valenciana (796.761 en colegios e institutos), la salida de los extranjeros, además, ha coincidido con la caída de la natalidad. El resultado, la supresión de unidades que tanto han criticado los sindicatos.

Ahora bien, los inmigrantes no se han escolarizado por igual en las redes de centros sostenidas por la Generalitat, es decir, la pública y la concertada. A pesar de que en teoría no debería haber ningún tipo de restricción, la inmensa mayoría de estos alumnos asisten a un centro público.

Una minoría estudia en colegios concertados, un 10,4%, frente al 84,6% que lo hace en centros íntegramente públicos. Sólo un 5% de los estudiantes extranjeros está matriculado en un centro privado, un porcentaje superior a la media española (4%).

En el caso de la pública y la concertada, si bien es cierto que los datos están en línea con lo que sucede en otras autonomías, también lo es que están por encima de la media estatal, al menos para los inmigrantes escolarizados en un centro público (el 82,3% del total). Esto significa que la presencia de inmigrantes en aulas concertadas es bastante menor en la Comunidad Valenciana, pues la media española es del 13,7%.

Las becas, la justificación

La justificación a esta irregular distribución del alumnado suele darse en función de las becas y ayudas. Es el sistema público el que tradicionalmente más ha acaparado los beneficiarios, por lo que los colegios concertados argumentaban que no eran ellos los que cerraban las puertas a los inmigrantes, sino que estos optaban directamente por un centro educativo público que, a su vez, iba a ser garantía de una beca.

Los datos del Ministerio son del curso 2012-2013, con lo que habrá que ver si este reparto de alumnado cambia en los próximos años con la desaparición de las becas de libros en la pública y la extensión por primera vez de las de comedor a la enseñanza concertada.



Fuente: El Mundo
URL relacionado: http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2014/09/16/54173cf4ca4741a4758b456c.html

Material Multimedia Relacionado