Histórico de artículos

13 de Noviembre 2008
Cien empleados, afectados por descensos en las producciones


BARBASTRO/SABIÑÁNIGO.- Poliamidas Barbastro S.A. (Polibasa), ubicada en el Polígono `Valle del Cinca`, ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo temporal que afectará a setenta y cinco de noventa trabajadores, durante 130 días, desde 1 de diciembre de 2008 hasta 31 de diciembre de 2009, según la propuesta de la empresa, dedicada a fabricación de poliamidas para aplicaciones técnicas, desde 1976. En el calendario laboral previsto, lunes y viernes podrían ser los días de suspensión temporal, y martes, miércoles y jueves los de trabajo para sacar adelante la producción.

La reducción en la cartera de pedidos de empresas procedentes del sector de la automoción ha afectado a la producción y venta de la empresa, que ha optado por aplicar el expediente de regulación de empleo como la solución laboral más viable en estos momentos. A partir de ahora se abre el período de consultas durante quince días para negociaciones entre representantes de la empresa y de los trabajadores.

La primera reunión del comité de empresa, formado por UGT, CCOO y Osta, se celebró ayer por la mañana con asistencia de Andrés García, de la Federación de Industrias Químicas, y de Miguel Ángel Colomina, asesor laboral y secretario comarcal de UGT. Las negociaciones se centran en la diferencia de posturas respectivas respecto a la retribución salarial.

Según informaron las fuentes sindicales consultadas por este periódico, los trabajadores percibirán prestación de desempleo dos días por semana, pero el problema radica en la diferencia salarial. La empresa tiene una base de cotización alta, en torno a 1.900 euros, y el desempleo alcanza el 70% de la base de cotización con tope máximo de 1.000 euros, aproximadamente. Los trabajadores asumirían, en este caso, una pérdida muy importante y las negociaciones se centran en este punto. En principio, solo hay un `acercamiento` entre las partes que se sentarán de nuevo en la mesa el martes o miércoles de la semana próxima.

`De momento, la propuesta salarial se mantiene por debajo del 100%`, según fuentes sindicales, partidarias de `no dramatizar la situación porque es una actuación para superar la crisis. No hay cierre de empresa, se trata de un ERE sin pérdida de puestos de trabajo. Ahora se intenta que los trabajadores pierdan el menor poder adquisitivo posible`.

La empresa, desde su fundación en 1976, se adaptó con rapidez y agilidad a las demandas exigentes del mercado y dispone de los últimos adelantos tecnológicos, tanto en equipos productivos como en medios de verificación, control y desarrollo. Gracias al esfuerzo del equipo humano consiguió la homologación de sus instalaciones, a comienzos de 1997, según la norma ISO 9001, certificada por TUV Rheinland, que garantiza el cumplimiento de altos niveles de calidad, tanto en procesos productivos y de gestión, como en el desarrollo de nuevos productos.

Respecto a otros sectores de Barbastro, fuentes de UGT reconocieron que `hay algunos con dificultades` entre los que no situaron a Brilen, la factoría con mayor volumen de trabajadores. `Por ahora no hay situaciones de preocupación porque, hasta ahora, cumplen las previsiones en un mercado más amplio`, indicaron En cambio, aumenta la preocupación por el sector de la construcción, porque `hay verdadera crisis hasta el extremo de que muchas pequeñas empresas se han quedado reducidas a nada`.

La crisis localizada afecta a las empresas del sector de automoción, metal y transportes, `consecuencia derivada de la situación del mercado que se traduce en problemas que afectan a la de mayor volumen en la ciudad`. El desempleo ha aumentado con incidencia especial en los inmigrantes, que `son quienes primero sufren las consecuencias derivadas de la crisis ya que son trabajos poco especializados`.

ALCOA

Por otra parte, los trabajadores de la fábrica de Alcoa en Sabiñánigo se reúnen mañana con la dirección de la planta para conocer los detalles del plan de reestructuración del negocio que prevé la compañía en todas sus fabricas, y que afectará a 388 trabajadores en toda Europa, de los cuales 30 serán de la planta de Sabiñánigo.

El presidente del Comité de Empresa, Santiago Perbech, indicó a este periódico que el pasado mes de octubre la dirección de la fabrica `nos convocó a una reunión con carácter urgente y nos comunicó la decisión que habían tomado de reestructurar toda la laminación a nivel europeo, lo que en Sabiñánigo afectaría a 30 puestos de trabajo. En la reunión que volvemos a mantener el viernes, comenzará el proceso de negociar, de conocer qué se quiere hacer, qué tipo de salida va a tener la gente, qué es lo que va a quedar en nuestra planta y cómo va a quedar estructurado y si existe un plan de futuro para saber en qué situación quedamos`.

En la reunión de mañana, el Comité de Empresa va a insistir en que `la planta de Sabiñánigo tenga un Plan Industrial porque no basta con hacer recortes de plantilla, sino que hay que saber cuál es el rumbo que va a tener la fábrica de aquí en adelante`.

En cuanto a posibles concentraciones o manifestaciones de los trabajadores ante esta situación, Perbech afirmó que, al `afectar a varios centros en España, se coordinarán las posibles acciones de protesta que se puedan realizar, y antes de que acabe el mes habrá reuniones de las coordinadoras nacionales de los sindicatos en Madrid`.

En lo que se refiere a la negociación de los puestos de trabajo que hay que reestructurar, los sindicatos esperan que se realicen de manera individual por cada planta `ya que cada una tiene situaciones diferentes`.

Por su parte, fuentes de Alcoa explican a este diario que la dirección de la fabrica serrablesa ha informado a los trabajadores de su intención de ajustar la plantilla `a fin de asegurar su competitividad para el futuro. Los factores que han influido para tomar esta decisión son los enormes incrementos de los costes derivados de la inflación, las subidas del petróleo, las continuadas condiciones de debilidad del mercado en ventas y las crecientes importaciones de países de bajo coste, y todo ello en el contexto de la crisis de la economía global`.

Ante estas condiciones, `Alcoa tiene que tomar medidas para proteger el negocio y buscar de manera proactiva vías para mejorar su competitividad, fundamentalmente, en costes`.

Respecto a los 30 trabajadores a los que afectará la reestructuración (hay 172 de plantilla) Alcoa apuntó que `se buscará la mejor solución para minimizar el impacto en los empleados afectados. La decisión ha sido difícil, pero la compañía considera que es necesaria y fundamental para asegurar la competitividad de la planta de Sabiñánigo en el futuro. Por el momento, no se sabe de qué manera se realizará el reajuste, pero se intentará que sea lo menos traumático posible`.



URL relacionado: http://www.diariodelaltoaragon.es/index.php?mod=noticias&mem=detalle&idnoticia=319105

Material Multimedia Relacionado