Las Migraciones en Aragón

11 de Diciembre 2014
La emigración extiende el desierto demográfico en la provincia de Teruel


El desierto demográfico sigue avanzando de forma preocupante en la provincia de Teruel. Los últimos datos hechos públicos por el INE desvelan que, en lo que va de año, los censos siguen hundiéndose a un ritmo acelerado. Del 1 de enero al 30 de junio, esta provincia perdió una media de cuatro habitantes por día.

En seis meses ha perdido 681 habitantes, que se suman a los 1.723 que perdió en 2013, a los 1.805 que restó en 2012, a los 1.439 de 2011 y a los 1.020 que vio perder en 2010.

Desde el 1 de enero de 2009, la provincia de Teruel ha reducido su censo de población en 7.423 personas. Y esto, en un territorio que ahora no llega a los 140.000 habitantes, es mucho perder.

Se cuenta entre las provincias españolas más castigadas por la despoblación y entre los territorios más despoblados de Europa.

El problema viene de lejos, pero se vio paliado momentáneamente en la pasada década. Al calor de los años del «boom» económico, parte de la inmigración que fue llegando a España recaló en Teruel. Al tratarse de gente joven en su inmensa mayoría, eso dio un poco de aire a los envejecidos censos que arrastra la provincia. Pero, con la crisis económica, la tendencia se invirtió. De 2002 a 2008, Teruel fue ganando población; pero desde el 1 de enero de 2009 va a la baja y no encuentra freno.

Hace tiempo que el envejecido censo demográfico de esta provincia hacía imposible que la natalidad cubriera las defunciones. Ahora vuelve a ocurrir, con el agravante de que vuelve a haber un éxodo desde esos municipios a otros puntos de España y de Europa.

Según los datos del INE, en el primer semestre del año un total de 366 personas dejaron la provincia de Teruel para irse al extranjero. Y los que llegan no compensan, ni de lejos, a los que se marchan.

Con este panorama, una larga lista de municipios se asoman más aún al precipicio de su desaparición. De los 138.700 habitantes que le quedan a esta provincia, la tercera parte –unos 35.000– se concentran en Teruel capital. Los alrededor de 100.000 restantes se reparten en los otros 267 municipios que tiene este territorio.

Las dos terceras partes de los municipios de la provincia de Teruel no llegan a los 500 habitantes. De ellos, 86 tienen menos de 100. Y, de estos, 36 ni siquiera pasan de los 50 empadronados. Y hay que tener en cuenta que, con frecuencia, no todos los que figuran en los padrones son habitantes reales que permanecen todo el año en su respectivo municipio.

El panorama extremo lo frecen Bádenas, La Zoma, Alpeñés, Aguatón, Allueva y Salcedillo, en los que su vecindario no pasa de los 20 empadronados. Este particular «ránking» lo encabeza Salcedillo, con una decena de vecinos censados, el pueblo con menos habitantes de toda la provincia de Teruel y uno de los menos poblados de España.



Fuente: ABC
URL relacionado: http://www.abc.es/local-aragon/20141211/abci-emigracion-hunde-teruel-desierto-201412110949.html

Material Multimedia Relacionado