Las Migraciones en Aragón

04 de Febrero 2015
La población latinoamericana de Aragón desciende hasta niveles de principios de siglo



Llegaron en la mayoría de los casos huyendo de la crisis económica que había en sus países de origen, y es ahora la falta de empleo en España las que les vuelve a obligar a hacer las maletas. La sociedad aragonesa ha visto en los últimos años cómo miles de inmigrantes salían de la Comunidad, circunstancia que no distingue entre nacionalidades, pero que ha tenido una importante influencia en la población latinoamericana, una de las más numerosas de las se habían asentado en Aragón.

Atendiendo a los datos del padrón, en 2014 eran 18.412 las personas residentes en la Comunidad que procedían del sur del continente americano, una cifra similar a la que había por ejemplo en los años 2002 y 2003, cuando aún no había alcanzado su punto álgido el flujo migratorio de este colectivo, que llegó en 2009 a sumar más de 31.140 personas procedentes de estos países censadas en Aragón.

La razón principal de este proceso es, como en las otras nacionalidades, la falta de empleo que ha marcado la economía española en los últimos años. Un motivo que en el caso de la población de Latinoamérica se ha acentuado por las mejores condiciones en las que ahora se encuentran los países de los que hace unos años salieron para poner rumbo a España.

“El hecho diferencial es que las cosas allí (en sus países de origen) han mejorado considerablemente. La gente que podía iba durante las vacaciones y veía cómo había más trabajo y la vida de los familiares que habían dejado atrás había mejorado aunque fuera levemente, lo que ha hecho que muchos, pese a haber formado ya su vida de forma plena en España, se hayan decidido a volver”, explica Soledad Villanueva, una peruana residente en Zaragoza desde hace más de 30 años que fundó la Asociación Latinoamericana de Aragón (ALA) durante la época en la que llegaba más población de estos países para asesorarles en sus primeros pasos en la Comunidad y aglutinar al colectivo, y que ahora se ha quedado sin función debido a que los que quedan ya están plenamente asentados y ya “prácticamente no llega nadie nuevo”.

Villanueva explica también que además del retorno a sus países de origen, entre el colectivo de países sudamericanos también se está dando el fenómeno de la inmigración hacia otros países de la UE con economías más en alza, como Alemania o Suecia.

Desde su llegada, los inmigrantes de estos países se asentaron en algunos de los sectores que más retroceso han sufrido por la crisis, como la construcción o el transporte, lo que también ha contribuido a la falta de empleo entre este colectivo. De hecho, al acabar el pasado año, la tasa de paro entre los extranjeros no comunitarios (43,4%) casi triplicaba la de los trabajadores nacionales de la Comunidad (15,3%), según los datos de la última EPA.

La población ecuatoriana se reduce más de la mitad


Por nacionalidades, las más numerosas -Colombia y Ecuador- han sido también las que más mermadas han quedado debido a la vuelta de parte de sus compatriotas a sus países. En concreto, la población ecuatoriana, que en 2005 llegó a ser de más de 13.000 personas, cuenta en la actualidad con tan solo 5.867 residentes, su número más bajo desde el año 2001, mientras que los colombianos han pasado de un pico de más de 8.000 personas en 2009 a poco más de 5.000 a comienzos del año pasado.

“Los ecuatorianos eran con diferencia la población más asentada en Aragón y en algunos casos de conocidos míos se está dando ahora un panorama inverso. El padre regresa a Ecuador y cuando se asientan las cosas, intenta llevarse al resto de la familia”, comenta Villanueva, explicando que en la mayoría de los casos los hijos de estos primeros inmigrantes son niños o adolescentes que no conocen otra realidad más allá de la española.

En la otra cara de la moneda, las poblaciones inmigrantes que sí que han crecido durante la crisis han sido las procedentes de países de Centroamérica, como los nicaragüenses, cuya llegada a España fue más tardía. Aunque, en este caso, los últimos datos dados a conocer por el INE también ponen de manifiesto que su población en Aragón se redujo en unas 300 personas durante el último año, situándose en 3.903 en la Comunidad.


Fuente: Heraldo de Aragón
URL relacionado: http://www.heraldo.es/noticias/aragon/2015/02/04/la_poblacion_latinoamericana_aragon_desciende_hasta_niveles_principios_siglo_337057_300.html

Material Multimedia Relacionado