Histórico de artículos

28 de Octubre 2008
Ynestrillas pidió un alzamiento militar en la sala de la Biblioteca de Aragón


El ultraderechista Ricardo Sáenz de Ynestrillas aprovechó la supuesta presentación de su libro 'Ynestrillas. Crónica de un hombre libre' en la Biblioteca de Aragón para plantear la necesidad de un alzamiento militar en España, insultar al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón y lanzar mensajes de carácter racista y xenófobo. Así figura en su página de Internet, en la que también admite que el acto celebrado el pasado 17 de octubre en Zaragoza fue un mero "pretexto" para poder reunir a sus seguidores y hablar de cuestiones políticas.

La dirección del centro explicó a este periódico que los organizadores "falsificaron la solicitud", que fallaron los filtros y que se les "coló" este mitin. Sin embargo, partidos políticos como Izquierda Unida y Chunta Aragonesista ya han denunciado la "falta de responsabilidad" de los gestores de la Biblioteca de Aragón, cuya titularidad corresponde al Gobierno aragonés. Por su parte, la Consejería de Cultura ha dado por buenas las explicaciones de la directora y no va a depurar responsabilidades.

"Nos alzamos hoy intelectualmente, y lo haremos mañana, enérgicamente, militarmente, si las circunstancias nos lo exigen y, os puedo asegurar, las circunstancias ya nos lo exigen", dijo Ynestrillas al público asistente, cuarenta personas que fueron convocadas "de forma directísima y personalísima". Así lo explica en su blog el ultraderechista, donde también admite las "artimañas" que los organizadores tuvieron que emplear para conseguir la sala de la Biblioteca de Aragón.

A la hora de solicitar la cesión de este espacio, se dijo que el nombre del autor era Richard Sáez y se obvio el apellido Ynestrillas del título de la obra. A la hora de explicar el contenido, se dijo que hablaba "de las experiencias personales de un viajero" y que "potenciaba la multiculturalidad".

Sin embargo, durante su intervención, el responsable de acción política de La Falange se refirió a la "la inmigración masiva y descontrolada" como una "invasión" que puede hacer que "toda nuestra civilización sea arrasada, nuestra religión perseguida (...)" "Hemos pasado a que lo políticamente corresto sea arrepentirse y avergonzarse de no ser moro, indio, sudamericano o maricón", dijo. Ynestrillas también aprovechó el acto para descalificar al juez Baltasar Garzón, a quien tachó de "canalla", "corrupto" y "anormal".


Reacciones


El coordinador general de Izquierda Unida en Aragón, Adolfo Barrena, lamentaba lo sucedido e insistió en que los organismos públicos tienen que ser "mucho más cuidadosos". "No se puede prestar ningún tipo de apoyo a quienes lo único que pretenden es dar un mitin de carácter racista y xenófobo".

Barrena también volvió a plantear la necesidad de revisar la legalidad de algunas formaciones políticas. "Tenemos una Ley de Partidos, pero hay algunas cosas que no pueden permitirse en un Estado democrático y constitucional como el nuestro".

La presidenta de CHA, Nieves Ibeas, se mostró igualmente indignada con lo ocurrido y reprochó la actitud de los responsables de la biblioteca por no informar de lo que estaba pasando a la Policía. "Nos parece una enorme falta de responsabilidad, porque sabían qué gente se les había colado y podía haber pasado cualquier cosa", manifestó. Para Ibeas, "claramente falla el procedimiento" del centro. "Y lo que nos parece muy grave -añadió- es que nadie se moleste en ver el libro antes de autorizar la presentación y ceder un espacio público".

La presidenta de CHA tampoco aprueba las medidas anunciadas por la dirección de la biblioteca, que pretende no autorizar la presentación de obras autoeditadas o que no provengan de editoriales de reconocido prestigio. "No asumen su error y pretenden matar moscas a cañonazos, tratando de administrar de forma arbitraria un espacio público pagado con el dinero de todos", concluyó.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Editores de Aragón, José María Pisa, expresaba su confianza en que las medidas anunciadas por la directora de la biblioteca no les afecten. "Lo entiendo de forma positiva, porque a los editores aragoneses nos conocen sobradamente, y creo que estamos bastante acreditados".

"Cuando se habla de reconocido prestigio -apuntó-, considero que no se habla de editoriales grandes o pequeñas". Por tratarse de una biblioteca y un edificio muy céntrico, los editores califican de "excelentes" las salas para hacer este tipo de presentaciones. "Y esperamos seguir haciéndolas en el futuro", apostilló el editor oscense.



URL relacionado: http://www.heraldo.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle/idnoticia.28614

Material Multimedia Relacionado