Las Migraciones en Aragón

24 de Abril 2015
Barbastro, referencia en el estudio de las migraciones en Aragón



La tragedia ocurrida en el mar Mediterráneo en las costas italianas con la muerte de unos 700 inmigrantes africanos vuelve a poner el foco de la opinión pública en el fenómeno migratorio y en la imperiosa necesidad de articular políticas de migración. Políticos, Iglesia, colectivos sociales, medios de comunicación abordan estos días los ecos de un desastre humanitario condenado a repetirse desgraciadamente con demasiada frecuencia.

Sobre estas cuestiones se viene clamando desde hace casi una década en un rincón del Alto Aragón, Barbastro, ciudad que acoge el Centro de las Migraciones de Aragón, creado por el Centro de Estudios del Somontano con el apoyo institucional de la DPH, Gobierno de Aragón y la UNED. Se trata de un espacio virtual que recoge datos sobre los movimientos migratorios en Aragón, pero también en el mundo, para su estudio y reflexión.

Este centro contará en breve con un espacio físico, el emblemático inmueble conocido en Barbastro como El Moliné, tras la reciente rehabilitación de Industria Harinera, todo un símbolo en la ciudad del Vero. 

El alcalde de la localidad, Antonio Cosculluela, realizaba la pasada semana una visita a El Moliné una vez terminadas las obras y anunciaba la próxima instalación en una de sus dependencias del Centro de las Migraciones de Aragón, además de acoger una zona expositiva sobre la molienda y espacios para albergar exposiciones. Los trabajos de restauración se han desarrollado en los últimos cuatro años y han ascendido a 500.000 euros. 

El edificio es de propiedad municipal y ya había sido objeto de una anterior reforma que terminó en 2005. Pero un incendio provocado en junio de ese año, una semana antes de su inauguración, devastó su estructura y la maquinaria previamente restaurada, que ha tenido que ser sustituida por otra procedente de Vic para recrear cómo era un molino harinero industrial.

El Centro de las Migraciones de Aragón ocupará las antiguas oficinas de esta industria harinera, y utilizará algunas salas expositivas para realizar montajes sobre la migración. Pero el Centro de las Migraciones de Aragón seguirá siendo un espacio virtual. Desde hace varios años, en una página web se recogen testimonios, fotografías, datos … sobre personas que tuvieron que dejar su lugar de origen en busca de una vida mejor. Asimismo, gracias a la concesión de una beca de la Diputación Provincial de Huesca, se está estudiando el fenómeno migratorio desde una perspectiva multidisciplinar y las consultas llegan desde varios países. 

La página web del centro recibe cerca de 3.000 visitas al mes y cuenta con más de 25.000 documentos (fotografías, recortes de prensa, testimonios, aspectos escolares, documentos, …). Su director, el profesor Juan Carlos Ferré, considera que el Centro de las Migraciones de Barbastro “se ha ido convirtiendo poco a poco en el punto de referencia para estudiar las migraciones en Aragón. Las consultas vienen de todas partes del mundo, la última nos ha llegado de Madagascar solicitando informaciones que nunca podríamos pensar que pudieran interesar desde esta geografía”.

Pero también se llevan a cabo publicaciones sobre estudios o materiales escolares para sensibilizar a las nuevas generaciones sobre este fenómeno social. Su actuación más inmediata será la publicación de un libro para niños en el que se cuenta el viaje de una madre con su hijo de África a Europa. La historia ha sido diseñada por los propios escolares de los centros públicos de Huesca y Zaragoza.

Asimismo se está trabajando para la puesta inminente de un Museo de las Migraciones basado en un proyecto que pretende crear una red que abarque todas las comarcas y que recogería a unos 1.500 personas que han emigrado o inmigrado en Aragón. 

Paralelamente, se siguen publicando en la página web del centro las publicaciones de estudiosos o los datos sobre personas que han emigrado. 
El Centro de las Migraciones abrirá probablemente este año su espacio en "El Moliné" con una exposición que vertebrará todo el trabajo realizado en casi una década. “Nuestro planteamiento es Barbastro, Aragón, Europa, Mundo-Mundo, Europa, Aragón, Barbastro y por lo tanto nos podemos encontrar con informaciones que hacen referencia a música aragonesa en Katmandú, o aragoneses emigrados a Turquía en la Edad Moderna. La página permite bucear por un montón de elementos y permite que la gente pueda pasarnos sus fotos. Nuestro objetivo es que todos los municipios de Aragón tengan un reflejo de las emigraciones que han tenido en sus localidades”, explica Ferré. Y la conclusión de estos años de trabajo es evidente: “El mensaje es unívoco y clarísimo: Todas las poblaciones de Aragón han tenido inmigración y emigración”. 

La necesidad de este proyecto viene justificada simplemente echando un vistazo a la actualidad, según considera su director: “Estamos en un momento en que desde el año 2014 se ha multiplicado por 7 el número de personas que intentan llegar a la zona norte del Meditérraneo. Si esto no lo entendemos, no entendemos nada. Nuestro proyecto del Centro de las Migraciones está metido en un concepto universal que cada vez va a ir a más, hasta el punto que ya no hay que hablar de migraciones si no de refugiados en el arco mediterráneo, y es algo que va a ir a más. Hay que plantear una concepción totalmente distinta del hecho de las migraciones, que cada vez más se van a multiplicar”.



Fuente: Aragón Digital
URL relacionado: http://www.aragondigital.es/noticia.asp?notid=131740&secid=31

Material Multimedia Relacionado