Histórico de artículos

05 de Mayo 2015
España refuerza su presencia militar en África contra la inmigración ilegal



El Gobierno español gestiona con las autoridades de Senegal el lanzamiento de una nueva misión militar de seguridad cooperativa en este país africano clave para frenar los flujos de inmigración ilegal, tanto marítimos hacia las islas Canarias como terrestres rumbo a Mauritania y Malí con destino final en las vallas de Ceuta y Melilla.

«Estamos gestionándolo para empezar lo antes posible», informan fuentes del Ministerio de Defensa que apuntan que desde el Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa (Emad) se tiene diseñada una misión que incluiría «capacidades terrestres, marítimas, aéreas, adiestramiento en operaciones especiales y sanidad operativa».

España refuerza su presencia militar en África contra la inmigración ilegal
Militares de operaciones especiales formando a militares en Malí / MDE



El objetivo es ofrecer capacidades militares a este país para dar estabilidad a sus fronteras y perseguir las mafias de la inmigración ilegal. «También se busca prevenir el riesgo del terrorismo yihadista, la piratería y otros tráficos ilícitos como drogas y armas».

Este operativo de asistencia militar en Senegal se uniría a la misión que el Servicio de Medios Aéreos de la Policía Nacional despliega tras la crisis de los cayucos en 2006 en un país donde el 42,5 por ciento de sus 13,6 millones de habitantes tiene menos de 15 años.

Alarma por Libia

La misión en Senegal será la primera que desarrolle España de modo bilateral tras la crisis acaecida en el Mediterráneo y que ha puesto en situación de alarma a la Unión Europea tras el fallecimiento de más de 3.000 personas en lo que va de año, la mayoría de nacionalidad eritrea y siria.

«No basta con bombardear las embarcaciones que utilizan las mafias de la inmigración en la costa libia, hay que actuar en los países de origen con misiones para adiestrar a las fuerzas armadas», exponen fuentes militares que reconocen, eso sí, que la situación de vacío de poder en Libia dificulta el lanzamiento de una misión de adiestramiento en ese país mediterráneo.

España refuerza su presencia militar en África contra la inmigración ilegal
Soldados españoles durante una operación en aguas africanas


El modelo de asistencia militar bilateral con Senegal también se pretende trasladar a una nueva misión más estable en Mauritania donde militares españoles han venido adiestrando, por periodos de 10-15 días y una vez al año, a las fuerzas armadas de este país. «Aquí el despliegue está pendiente de autorización y coordinación con las autoridades mauritanas», reconocen desde el Ministerio de Defensa.

Mauritania es otro país clave para acabar con las rutas ilegales de la inmigración con destino a Canarias. Se teme que este verano vuelva a reactivarse la ruta desde sus costas por la presión marroquí en el norte. Malienses, senegaleses, cameruneses, benineses y nigerianos (huyendo del conflicto con Boko Haram) son las principales nacionalidades que pueden volver a utilizar estas rutas atlánticas hacia las Canarias.

En un tercer frente, esta vez diplomático en Bruselas, el Gobierno español –con Francia y Portugal como grandes aliados– quiere que desde la UE se impulse una nueva operación naval. similar a la Atalanta que lucha contra la piratería en Somalia, en aguas del golfo de Guinea, una zona con creciente actividad pirata pero que, sobre todo, es importante desde el punto de vista de la financiación de los grupos yihadistas del África Occidental.

España refuerza su presencia militar en África contra la inmigración ilegal

Golfo de Guinea y narcotráfico

«Por el golfo de Guinea entran cargueros y aviones con droga procedente de Sudamérica. Para su transporte hacia el norte de África con destino final Europa las redes del narcotráfico pagan un "peaje" a los grupos yihadistas. Es el inicio del ciclo de inestabilidad que recorre la cara occidental del continente africano y el Sahel, con estados cada vez más débiles y fronteras inexistentes», describe una fuente militar experta en la zona.

Para el lanzamiento de esa misión marítima de la UE en el golfo de Guinea, España, Francia y Portugal cuentan ahora con la desventaja de que toda la atención se focaliza ahora en Libia, «además de las reticencias de Alemania, los países del Este y los escandinavos que no observan la inestabilidad africana y la inmigración ilegal como un problema que les atañe de primera mano», apuntan fuentes oficiales del Ministerio de Defensa. En el Consejo Europeo del 25 y 26 de junio podría adoptarse una decisión en este sentido.

No obstante, de modo bilateral y encuadrado en acciones militares de EE.UU. en el denominado «African Partnership Station», la Armada española participa, desde marzo y hasta junio, con el patrullero «Vencedora» en una misión con el objetivo de instruir y afianzar la seguridad marítima de las armadas de Mauritania, Gabón, Ghana, Senegal y Cabo Verde. También Marruecos. Esta misión militar se repetirá en el segundo semestre del año.

También con Cabo Verde

Otro de los países objetivo de la nueva estrategia de cooperación militar impulsada por Defensa es Cabo Verde, un archipiélago de diez islas y cinco islotes cuya estabilidad es crucial también para acabar con las rutas del narco. De septiembre a noviembre del pasado año se lanzó una misión de adiestramiento, que volverá a repetirse este año: del 5 de mayo al 29 de agosto veinte instructores españoles proporcionarán apoyo para reforzar las estructuras de defensa y seguridad y crear una unidad de Operaciones Especiales en el país.

Estas misiones se unirán a las que ya desarrollan las Fuerzas Armadas en Malí, Gabón, Senegal, República Centroafricana, Somalia, océano Índico y el Mediterráneo. En total, unos 700 militares.



Fuente: ABC
URL relacionado: http://www.abc.es/espana/20150504/abci-ejercito-africa-inmigracion-201505031657.html

Material Multimedia Relacionado