Las Migraciones en Aragón

22 de Junio 2015
Aragón registra por sexto año consecutivo más muertes que nacimientos



Aragón ha registrado, por sexto año consecutivo, más muertes que nacimientos en 2014. De esta manera, vuelve a ser una de las nueve comunidades con un saldo vegetativo negativo que en la Comunidad se situó en 2.134 personas, según los datos que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El pasado año se registraron 13.733 defunciones y 11.599 nacimientos. Sólo Galicia (-10.299); Castilla y León (-9.875); y Asturias (-6.213) la superan y todas ellas, incluidas Aragón, Extremadura, Cantabria, País Vasco, Castilla-La Mancha y La Rioja registraron un saldo vegetativo negativo en 2014.

El número de defunciones subió un 2,85% respeto a 2013 y la tasa bruta de mortalidad alcanzó el 10,3, lo que significa que se produjeron 10,3 defunciones por cada mil habitantes el año pasado. Por otro lado, los nacimientos registraron un descenso del 0,5% respecto a 2013 y en 2014 se produjeron 8,7 nacimientos por cada mil habitantes.

La esperanza de vida de los habitantes aragoneses se situó en 2014 en 82,9 años. Una edad por debajo de la media nacional que es de 83 años. Esto situó a la Comunidad como la undécima con menos esperanza de vida.

Datos nacionales

A nivel nacional, según datos provisionales, durante 2014 nacieron en España 426.303 niños, es decir, 588 más que el año anterior (un 0,1% más). El número de nacimientos habría registrado así su primer incremento tras cinco años consecutivos de descenso.

Desde 2008, cuando nacieron 519.779 niños (el máximo en 30 años), el número de nacimientos se ha reducido un 18,0%. La tasa bruta de natalidad se situó en 9,1 nacimientos por cada mil habitantes, igual que la registrada en 2013. Se detiene así la tendencia decreciente iniciada en 2008.

El número de mujeres entre 15 y 49 años (en edad de ser madres) continúa bajando desde 2009 debido a tres razones. En primer lugar, porque llegan a ese rango de edades generaciones menos numerosas nacidas durante la crisis de natalidad de los 80 y primera mitad de los 90. En segundo lugar, por el menor aporte de la inmigración exterior. Y, en tercer lugar, por el mayor número de emigraciones al exterior de los últimos años.

A pesar de esta reducción del número de mujeres en edad fértil, el aumento del indicador coyuntural de fecundidad o “número de hijos por mujer” (que pasó de 1,27 en 2013 a 1,32 en 2014) ha permitido este crecimiento en el número de nacimientos.



Fuente: Aragón Digital
URL relacionado: http://www.aragondigital.es/noticia.asp?notid=134004&secid=6

Material Multimedia Relacionado