Histórico de artículos

03 de Septiembre 2015
¿Está España preparada para acoger a más refugiados?



Miles de afectados por los conflictos de Oriente Medio huyen en oleada de sus países en busca de una vida mejor en Europa. Sin embargo, lo que muchos se encuentran al llegar a algunas ciudades del viejo continente, es que las condiciones que se les ofrecen no son las idóneas para empezar de cero.

En el caso de España, existen varias medidas para acoger a extranjeros, dependiendo de si son refugiados o inmigrantes. Los primeros, deben pedir primero el asilo en España y certificarlo a su llegada al país. También es obligatorio que demuestren falta de recursos para poder subsistir. Es entonces cuando se les permite entrar en los Centros de Acogida de Refugiados (CAR), pertenecientes al Ministerio del Interior. En España hay actualmente cuatro centros, situados en Alcobendas, Mislata (Valencia), Sevilla y Vallecas, donde ofrecen durante un tiempo limitado de seis meses a los refugiados, no sólo comida y residencia, sino también información sobre su nueva situación y de los trámites que deben llevar a cabo para poder disfrutar de sanidad y educación.

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) también ofrece apoyo a personas que han dejado su país por cuestiones políticas. CEAR tiene otros cuatro centros repartidos por el país (Cuatro-Getafe, Cullera, Málaga y Las Palmas), al igual que pisos tutelados en las ciudades de Barcelona, Bilbao, Leganés y Sevilla. La cobertura que ofrece la Comisión es diferente, ya que depende del proyecto de los que realizan al que se les adscriba.

Sin embargo, el pasado mes de julio, tuvo lugar una manifestación frente a las puertas de la Secretaría de Inmigración para quejarse de que el Gobierno hizo la promesa de «dar una acogida digna» a estas personas y no la está cumpliendo. A pesar de las reticencias que mostró inicialmente, ahora Rajoy ha dejado la puerta abierta a la posibilidad de acoger a un mayor número de refugiados.

El Gobierno mantiene abiertos también los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), que a diferencia del CAR y de lo que ofrece la CAER, son recintos policiales no penitenciarios en los que se interna a todo aquel inmigrante que no tenga «en regla» sus papeles. Según la ley, solo se les puede mantener allí durante 60 días y después, si no han sido enviados a su país, deben ser dejados en libertad. Actualmente, después de que se cerrase el CIE de Málaga por el mal estado del edificio, se mantienen abiertos siete centros: Madrid, Las Palmas, Algeciras, Barcelona, Murcia, Tenerife y Valencia. Sin embargo, este tipo de centros son frecuentemente denunciados por «hacinamiento e insalubridad» por ONGs y asociaciones como Acnur.



Fuente: ABC
URL relacionado: http://www.abc.es/espana/20150902/abci-centros-refugiados-inmigrantes-201509012005.html

Material Multimedia Relacionado