Las Migraciones en Aragón

09 de Septiembre 2015
Aragón busca la fórmula para que no haya guetos con los refugiados



El Gobierno de Aragón está buscando la fórmula para que no se formen guetos con la llegada de los refugiados sirios a la Comunidad. Por esto, la semana que viene la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, se reunirá con las organizaciones no gubernamentales que tengan experiencia en acogida de inmigrantes. Además, Broto también quiere conseguir que la sociedad tenga una buena acogida.

"Este es el primer paso que vamos a dar porque con toda esta recepción nos gustaría ser capaces de no hacer guetos y que estas personas tuvieran una acogida y una buena posterior integración", ha explicado la consejera. No obstante, ha remarcado que todo esto lo quieren hacer con el compromiso de toda la sociedad y liderando "va a ser fundamental la experiencia de todas estas organizaciones"

Asimismo, Broto se ha mostrado tajante y ha asegurado que la Comunidad esta recepción la van a hacer con el cupo que le planteen. Sin embargo, no ha sabido dar cifras de cuántos podrían llegar a Aragón ni a cuántos se pueden acoger en el territorio. Por esto, ha explicado que en la reunión que mantuvieron este martes con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría no se resolvieron ninguna duda sobre los datos. 

De esta manera, la consejera ha señalado que quiere saber si los refugiados vendrán al país de forma escalonada o todos de vez, si vendrán niños o familias enteras, ya que necesitan poner en marcha las infraestructuras. No obstante, ha remarcado que ya están trabajando con los departamentos de Educación y Sanidad para tener preparadas todas las infraestructuras necesarias de estas dos áreas. 

La consejera ha recordado que Aragón ha puesto en marcha un plan para los refugiados en los que colaboran los ayuntamientos y diversas entidades locales. Estas declaraciones las ha hecho en la toma de posesión del nuevo presidente autonómico de Cruz Roja Aragón, Francisco Barreña, y de los responsables de los comités provinciales.

Barreña también se ha referido a los refugiados y ha señalado que están preparados para colaborar activamente con las administraciones en este aspecto como ya lo hicieron en los años noventa cuanto tocó acoger a los refugiados bosnios, de los que 60 llegaron a esta Comunidad.

Además, durante el año 2014, esta institución atendió a 8.000 sirios que cruzaron la frontera de Marruecos a Melilla. El nuevo presidente ha afirmado que Aragón tiene muchas posibilidades de recibir un número importante de refugiados. Barreña considera que la Comunidad tendría que ser una tierra de inserción familiar que beneficiaría a los inmigrantes y a Aragón. 

El presidente ha señalado que, por el momento, esperan las directrices del Gobierno, pero ha recordado que España ha sido "un país de emigrantes" y ha apuntado la oportunidad que puede suponer la acogida de refugiados para repoblar Aragón y que, con el tiempo, se conviertan en "unos aragoneses más", además de facilitar para estas personas "un nuevo camino de ilusiones".

Una de las prioridades de Cruz Roja es su programa migratorio, de hecho, ya está llegando gente que se ha costeado su propio billete. Desde la Asociación estudian la situación y les asesoran para conocer los trámites que tienen que llevar. La vicepresidenta de Cruz Roja Nacional, Manuela Cabero, también ha estado en el acto. 

Cabero ha apuntado que toda la Unión Europea tiene que hacer "por lo menos" un protocolo de refugiados, para que "todas y cada una de las peticiones de asilo tengan que ser consideradas". El Gobierno de España se reunirá el próximo 14 de septiembre con la Unión Europea. En el encuentro se decidirá el número de refugiados que puede acoger el país.

Nombramiento

El oscense Francisco Barreña, con 22 años de activismo, ha tomado posesión como nuevo presidente autonómico de Cruz Roja. El nuevo presidente ha reiterado que Cruz Roja está "muy comprometida con Aragón". Asimismo, han tomado posesión de sus cargos de presidentes provinciales de la organización Antonio Vallés (Huesca), Antonio Soler (Teruel) y Pilar Cintora (Zaragoza).

La vicepresidenta nacional de Cruz Roja, Manuela Cabero, ha afirmado que siempre que se produce un cambio en la dirección se dinamiza el trabajo en uno u otro sentido y que esperan que se una dinamización positiva.



Fuente: Aragón Digital
URL relacionado: http://www.aragondigital.es/noticia.asp?notid=136550

Material Multimedia Relacionado