Histórico de artículos

11 de Diciembre 2008
La mayor parte de las comarcas aragonesas perderán más de un 5% de población entre 2011 y 2016


Zaragoza.- Las previsiones para el futuro demográficamente hablando en la Comunidad Autónoma de Aragón no son muy positivas, según se ha desprendido de unas jornadas sobre políticas demográficas y de población que han tenido lugar este jueves y que continuarán mañana viernes en la sala Jerónimo Zurita del edificio Pignatelli en la capital aragonesa. De este modo, se han ofrecido cifras como que todas las comarcas aragonesas perderían población en el horizonte 2011 y 2016, siendo la pérdida en gran parte de las comarcas elevada, por encima de un 5%.

En las comarcas aragonesas existen dos grupos diferenciados, el primero, corresponde a los que han recibido menos inmigración, nueve de las comarcas, como por ejemplo Monegros, Aranda, Bajo Martín y Sierra de Albarracín; en el segundo grupo, la tasa migratoria es más alta y ejemplo de ello son Campo de Belchite, Campo de Daroca, Ribera Baja del Ebro y Cuencas Mineras.

Las jornadas han sido inauguradas por el vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, y el consejero de Política Territorial, Justicia e Interior, Rogelio Silva. Biel ha destacado que antes de que se llevaran a cabo planes de política territorial por parte del Gobierno de Aragón había 422 Ayuntamientos de los 731 que existían que estaban a punto de desaparecer y esto se ha corregido gracias a la inmigración. Por lo que el vicepresidente ha apostado por un concepto que ha definido como la ciudad región global, ya que considera que ha habido cambios por "las modificaciones en los modos de vida, gracias a las TIC, la segunda residencia fuera de la ciudad, gente empadronada en el territorio que vive en la ciudad, y las buenas comunicaciones".

Para Biel, existe una necesidad de "hacer políticas que tengan que ver con el territorio que se han hecho, y Aragón es la única Comunidad que ha puesto en marcha un propio modelo como es la comarcalización y políticas como la puesta en marcha del aeropuerto en Teruel, Dinópolis, la Ciudad del Motor, Pla-Za, Plus, Platea, la Plataforma logística de Fraga, etc. Desde el Gobierno de Aragón, se ha tenido una especial sensibilidad de cara al territorio. Por lo que tenemos que seguir insistiendo en esta política territorial porque es básica".

Por otro lado, el vicepresidente ha tirado un órdago a los partidos de la oposición asegurando que "el partido político que no tenga un proyecto territorial de Aragón tiene un difícil futuro en esta Comunidad".

El Centro de Estudios sobre la despoblación y desarrollo de áreas rurales ha participado también en estas jornadas que han sido organizadas por el Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón, y este Centro de Estudios, cuyo investigados, Vicente Pinilla Navarro, ha resaltado que la inmigración es la manera más eficaz de evitar la despoblación en algunas comarcas aragonesas. Pero a su vez ha subrayado que desde 2000-2007 hay un cambio de tendencia, antes había pérdida de población, pero en ese periodo todas menos nueve comarcas han ganado.

La causa de esto es la inmigración procedente del extranjero y nacionales, mayoritariamente de Aragón. Un total de 30 de las 33 han crecido por ello, que han recibido contingentes muy importantes de la población. Aún así, hay comarcas que siguen perdiendo a ritmos preocupantes. Las ciudades medianas y los núcleos de entre 2.000 y 20.000 habitantes crecen y los de menos de 1.000 pierden.

El investigador del CEDDAR ha afirmado que "hay muchos municipios de menos de 100 habitantes que pueden desaparecer, porque la relación de cinco mayores por cada niño poniéndose en una situación terminal al municipio. Ahora aunque están recibiendo inmigración, tienen una estructura tan envejecida que no compensa todavía, pero la visión es más optimista que hace siete años".

Según Vicente Pinilla, las estrategias a seguir tras "las pocas esperanzas en las políticas públicas, porque la inmigración es más efectiva", son las políticas de conciliación familiar y laboral e incrementar la tasa de actividad femenina. Además, ha dicho que hay tres elementos estratégicos por los que "hay que conseguir que la población nativa no se vaya de allí y que los que lleguen tampoco, que sean atractivos para la inmigración nacional y para la extranjera. Y por otra parte, que haya políticas de calidad, de atracción, activas, para facilitar la inserción de los extranjeros, de servicios públicos, y buenas conexiones con los núcleos medios y las grandes ciudades".

Gran Scala

Doce meses después de que se diera a conocer el proyecto de Gran Scala, el vicepresidente José Ángel Biel ha asegurado que hay tres ideas básicas fundamentales respecto a este asunto. La primera de ellas corresponde a que ambas partes hagan sus deberes (los promotores comprando los terrenos en el municipio de Ontiñena, que Biel espera que se cierre pronto) y que el Gobierno de Aragón haga los suyos "porque tiene competencias para poderlo hacer".

En segundo lugar, Biel ha reseñado que "tenemos el mejor sitio del sur de Europa para hacer ese proyecto". Y por último, "yo estoy absolutamente convencido de que los aragoneses quieren fervientemente que ese proyecto se ponga en marcha porque en un momento de crisis tan grave este proyecto puede dar un fuerte impulso a la economía de la Comunidad Autónoma".

Además, el vicepresidente del Gobierno de Aragón ha añadido que espera "que pronto haya buenas noticias, pero como la discrecionalidad es la base de una buena política hay que seguir siendo discreto y espero que haya buenas noticias dentro del tiempo reglamentario".  



Fuente: Aragondigital.es
URL relacionado: http://www.aragondigital.es/asp/noticia.asp?notid=54057

Material Multimedia Relacionado