Histórico de artículos

09 de Diciembre 2008
Asapa aboga por el abandono de la perspectiva penal para el tratamiento de conflictos con menores


Zaragoza.- La Asociación de seguimiento y apoyo a presos y presas en Aragón, Asapa, ha comparecido este martes en Las Cortes con el objetivo de presentar su informe sobre la situación de la protección y reforma de menores en Aragón. Según su representante, Daniel Jiménez, este estudio revela datos “suficientemente preocupantes para un replanteamiento integral de los modos de gestión, que priorizan los aspectos institucionales y no ponen el énfasis en el interés superior del menor”.

Según ha expuesto la asociación, en los últimos tiempos se están viviendo cambios importantes en cuanto al tratamiento institucional de las personas menores de edad. “Sin embargo, ello no se ha correspondido con un debate social de las mismas dimensiones”, apuntan.

Asapa viene trabajando en un informe detallado acerca de la situación de la promoción y reforma de menores en Aragón. “Nuestro trabajo no consiste en valorar situaciones anecdóticas o profesionales individuales, sino en detectar las condiciones estructurales que permiten que estos graves problemas persistan y, por supuesto, esbozar y proponer líneas de solución y mejora”, han comentado.

Asapa ha destacado que la “creciente privatización de la protección y reforma es una fuente de estos problemas. De un lado, induce lógicas de gestión privada y mercantilista en el seno de los servicios sociales, que prevalecen sobre el interés superior del menor”. Por otro lado, han afirmado que provoca el retraimiento de la administración, “que externaliza la gestión de esos problemas y necesidades sociales y evita su responsabilidad con los asuntos públicos”.

Asapa, de este modo, propone interrumpir la tendencia al desmantelamiento de servicios y recursos destinados a la remoción de las desigualdades sociales. “Conviene invertir la tendencia a la gestión privada de servicios de titularidad y obligación pública”, apuntan.

Asimismo, estiman necesario abandonar, en cuanto a los menores extranjeros, “la estrategia de centros para extranjeros y articular un sistema de protección orientado a la satisfacción de las necesidades de estos menores en cuanto que se trata de menores desprotegidos, y no regido por su situación administrativa o las políticas de inmigración”.

Dada la especial desprotección de las niñas y la escasa adecuación de los recursos y programas a sus necesidades, se impone un esfuerzo en el estudio de la realidad de esta población, y la puesta en marcha de nuevos programas de intervención para estas necesidades específicas (adolescentes lactantes, niñas maltratas y/o abusadas, etc.).

En el ámbito de la reforma, Asapa asegura que “debe abandonarse la perspectiva penal para el tratamiento de los conflictos sociales y personales en que están implicados los menores”. Ello supone apostar por intervenciones preventivas, no centradas en el delito, sino destinadas a eliminar las desigualdades sociales que lastran al menor y mejorar su calidad de vida. “En caso de mantener la intervención penal -ha continuado Jiménez- deben desterrarse los elementos del sistema de reforma que obstaculizan la resolución y reproducen un fracaso que nutre finalmente las instituciones penales”.

Respuesta de los grupos

El portavoz de CHA, Chesús Bernal, ha felicitado a Asapa por el informe elaborado y ha indicado que las repuestas aportadas por el Gobierno de Aragón en materia de menores “han dejado mucho que desear”, por lo que esperaban con ganas esta comparecencia. “Me parece un trabajo que aporta datos; es una crítica constructiva”. “Apoyamos cualquier acción lícita que realicen en este sentido. El Gobierno de Aragón tendría que ser más sensible a estas investigaciones que ponen sobre la mesa un problema. Debe ser receptivo a la crítica y la reflexión que se plantea en este informe y creemos que puede ser una vía para impulsar un debate ciudadano e institucional”.

La portavoz del PAR, Ana de Salas, ha reconocido el trabajo de Asapa aunque se ha mostrado disconforme en algunos puntos. “Creemos que se está haciendo un esfuerzo importante por el Gobierno de Aragón en política de protección y reforma de menores, siempre en interés del menor. Los campos de actuación prioritarios son los menores, el trabajo con las familias y el entorno y priorizar el trabajo profesional”.

Por su parte, la representante del Partido Popular, Mari Carmen Pobo, ha explicado que desde su partido se han tomado muchas iniciativas en este asunto “y todas las vemos truncadas”. Se han mostrado preocupados. “Este Gobierno carece de medidas para solucionar estos problemas y los menores es el gran fracaso de la política de servicios sociales del Gobierno aragonés. Se debe gestionar, no sólo tener la competencia. El ejecutivo cree que con la labor de los centros es suficiente, y a nosotros nos preocupa el futuro de estos menores, sobre todo el tema de la protección, el paso inicial antes del internamiento”.

Finalmente, la portavoz del Partido Socialista, Ana Cristina Vera, ha valorado la exposición y el interés de Asapa por abrir un debate “desde fuera del sensacionalismo”. “Tenemos muy claro que la prevención y la protección son los elementos clave que deben presidir siempre el trabajo que se hace con los menores, de una manera transversal y que se tiene que adaptar a la realidad cambiante y a las nuevas necesidades que se plantean”, ha señalado.

En respuesta a algunas de las intervenciones, Daniel Jiménez ha destacado que “no se puede hablar de seguir mejorando cuando el número de usuarios de un sistema institucionalizador crece, cuando los índices de desigualdad aumentan y cuando su consecuencia es que se incrementa la clientela de un sistema que se dedica a resolver los problemas para que esa clientela no crezca, sino que disminuya”, ha concluido.



URL relacionado: http://www.aragondigital.es/asp/noticia.asp?notid=53998

Material Multimedia Relacionado