Las Migraciones en Aragón

03 de Enero 2016
Solidaridad vecinal sin límites



La crisis ha obligado a muchos zaragozanos a tender lazos de ayuda ante situaciones límite. La pérdida de empleo abocó a muchos residentes en la capital aragonesa a tener que vivir de las ayudas familiares, pero muchos tuvieron que recurrir también a la caridad de los vecinos del bloque o del barrio para subsistir día a día. En el distrito Actur-Parque Goya varias entidades vecinales crearon una plataforma solidaria hace cuatro años para prestar asistencia a los que sufren los efectos de la crisis y, todavía hoy, continúan ayudando a más de 60 familias del sector.

A iniciativa de las asociaciones vecinales de Actur Puente Santiago, Rey Fernando, Parque de Goya y Los Caprichos, junto a las parroquias y otros colectivos del barrio han intentado empoderar a los residentes con la ayuda en común y hacer visible al mismo tiempo ante la vecindad "la dramática realidad" que están viviendo directamente los afectados por el paro, los desahucios o la falta de recursos básicos.

A modo de reunión asamblearia y no de asesoría individual, varios vecinos se reúnen el segundo y cuarto jueves de cada mes para charlar sobre las situaciones a las que se están enfrentando y apoyarse de manera mutua. "Pretendemos involucrar en la gestión y reivindicación de sus problemas a los propios afectados, que son los que más autoridad tienen para impulsar acciones para mejorar su situación. De hecho, les ayudamos recuperar la confianza y el ánimo de seguir adelante", explica Paco Alcober, miembro de la plataforma. Pero más allá de las reuniones, desde la plataforma se han organizado diferentes talleres y actos que han permitido a los vecinos en situación de exclusión ir sobreviviendo a los efectos de la crisis. Por ejemplo, han tenido charlas sobre el porqué de la crisis, violencia de género o inmigración.

Acciones reivindicativas

Además de las experiencias colectivas, comenzaron con acciones reivindicativas para la agilización del Ingreso Aragonés de Inserción (IAI) o la lucha por que no subiese el precio de los alquileres sociales del barrio, pero más tarde tuvieron que comenzar con los recursos básicos. Desde entonces organizan recogidas de alimentos para las 60 familias en establecimientos del distrito. "Los que de verdad tienen problemas son los protagonistas de las recogidas. Van a los supermercados y montan mesas para recoger los productos. No solo van a recibir la ayuda, sino que participan. Nosotros huimos del existencialismo", explica Alcober.

Cuando llegan las navidades organizan campañas de recogida de juguetes para que los más pequeños de estas familias también puedan disfrutar las fiestas con regalos. En la última, unas 90 familias se han visto beneficiadas de la iniciativa.

Otra de las maneras de contribuir con los vecinos que más lo necesitan es la organización de mercadillos solidarios, donde recogen ropa o útiles de casa, y la recaudación se reparte entre los miembros de la plataforma que lo requieren. "Una vez tuvimos que comprar una batería para la silla de ruedas de uno de los vecinos o a otro le entregamos una parte porque llevaba mucho tiempo sin cobrar el IAI", cuenta Alcober.



Fuente: El Periódico de Aragón
URL relacionado: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/solidaridad-vecinal-sin-limites_1078174.html

Material Multimedia Relacionado