Las Migraciones en Aragón

15 de Enero 2016
Un padre y su hijo, muy graves tras ser arrollados por un coche



Un hombre de 33 años, Joaquín Gonzalvo, y su hijo Yoshua, de 8, sufrieron ayer heridas de extrema gravedad al ser arrollados por un vehículo cuando cruzaban por un paso de cebra de la antigua travesía urbana de Zuera. El accidente se produjo sobre las cinco de la tarde, cuando un coche conducido por un inmigrante marroquí que circulaba a una velocidad excesiva, según testigos presenciales, arrolló a los peatones, que quedaron en estado críticos y fueron trasladados en helicóptero al hospital Miguel Servet.

El conductor del turismo, un varón de entre 45 y 55 años, fue detenido por la Policía Local de Zuera, que lo trasladó a su cuartel para interrogarlo y realizar el atestado, según indicaron fuentes municipales. Dio negativo en la prueba de alcoholemia.

El accidente se produjo a la altura del número 33 de la avenida Pirineos, junto al bar Carlos. Posiblemente, el conductor sufrió un despiste, dado que llegó al paso de cebra a gran velocidad, como si no hubiera visto a los dos peatones. El padre y el niño, que acababa de salir del colegio, se dirigían a su casa, que estaba muy cerca.

Ambos quedaron tendidos en el suelo y el padre sufrió un traumatismo craneoencefálico. El pequeño presentaba un hematoma en la cabeza y fue operado en el hospital Infantil del Servet.

 

CONTRADICCIONES

Al lugar del atropello llegaron al poco tiempo dos ambulancias y el helicóptero del 112. Los responsables médicos tomaron inmediatamente la decisión de trasladar a ambos heridos urgentemente a la capital aragonesa dada la extrema gravedad de las heridas que presentaban.

"El vehículo implicado, que iba en dirección a Zaragoza, es de un color verdusco y bastante viejo", manifestó un testigo que recordó que la avenida Pirineos era la antigua travesía urbana de Zuera y que tiene la velocidad limitada a 40 kilómetros por hora.

Al parecer, el conductor manifestó tras su detención, en contradicción con las informaciones facilitadas por la Policía Local, que el sol le deslumbró y que no vio a los peatones, que, según su opinión, estaban cruzando la calzada fuera del paso de peatones.

Inicialmente, la Policía Local imputa al detenido la presunta comisión de un delito de lesiones, pero la calificación definitiva dependerá de la evolución de los heridos. Fuentes municipales señalaron ayer por la noche que se había solicitado la presencia de un traductor de árabe para poder interrogar al causante del accidente, que reside en el municipio de Zuera. Indicaron además que el vehículo implicado era un Citroën Xsara.



Fuente: El Periódico de Aragón
URL relacionado: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/padre-hijo-graves-ser-arrollados-coche_1080654.html

Material Multimedia Relacionado