Las Migraciones en Aragón

04 de Febrero 2016
Aragón tendrá un protocolo autonómico para afrontar el repunte de víctimas de trata de mujeres



A la lista de comunidades autónomas que ya tienen un protocolo contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, como Cataluña, Galicia o Extremadura, se unirá este año Aragón. El Instituto Aragonés de la Mujer (IAM) del Gobierno de Aragón empezará a sentar las bases de este protocolo a finales de febrero, en coordinación con la Mesa de la Prostitución y Trata de Mujeres de Zaragoza.

Se trata de una herramienta “muy demandada” por las entidades sociales que componen dicha Mesa, porque en los últimos tres años han notado un aumento de casos, motivado en parte por los crecientes movimientos migratorios. España es un país de destino y de tránsito; “hay mujeres que vienen para quedarse y otras que están un tiempo aquí y luego las trasladan a otros países”, explica Marta Jiménez, presidenta de la Mesa, en la que están presentes SOS Racismo, Fogaral de Cáritas Diocesana, Médicos del Mundo Aragón, CCOO y UGT.

Jiménez cuenta que fue a partir del 2012 cuando empezaron a llegar a las organizaciones más casos de mujeres víctimas de trata. Antes de este año conocían la existencia de esta problemática, pero no salía a la luz. Era una realidad “escondida”, señala. Los datos de la oficina comunitaria Eurostat también confirman este aumento. De hecho, entre 2010 y 2012 se registraron más de 30.100 casos de trata en Europa, un 28 % más que en el periodo estudiado anterior: 2008-2010.

Ante esta realidad, los agentes sociales reivindican la necesidad de desarrollar un protocolo autonómico, en el marco del Plan Integral de Lucha contra la Trata de Mujeres y Niñas con Fines de Explotación Sexual 2015-2018 (aprobado en septiembre del año pasado), para poder identificar y atender los casos que existen en Aragón.

La primera reivindicación de las entidades sociales es participar en la elaboración de este protocolo junto a la Administración, algo que, a priori, parece que sí se va a producir. El IAM, que coordina el trabajo, convocó a las entidades de la Mesa el pasado 25 de enero para invitarles a participar en el desarrollo del protocolo. Está previsto que el trabajo comience a finales de febrero con reuniones periódicas y se desarrolle durante todo el año. El objetivo es hacer un protocolo de actuación, de tal forma que los profesionales de distintos ámbitos, desde el policial, sanitario y social, conozcan los pasos que tienen que dar ante una “sospecha” de trata.

Mejorar las condiciones de los pisos de acogida

Desde las entidades sociales plantean también otras propuestas concretas. Reclaman que la Policía se ponga en contacto con las entidades sociales cuando estén ante un caso de trata.
“Tendrían que ponerse en contacto con las entidades, para que nosotros como personas formadas y entendidas en este tema, tengamos contacto con la mujer y esta vea nuestra cercanía. No es lo mismo ser entrevistada por la Policía que por una entidad social”, explica.

Desde la Mesa de la Trata de Mujeres de Zaragoza son optimistas respecto a este punto, ya que, a mediados de enero, se reunieron con la Unidad Central contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales (UCRIF) para conocer al nuevo comisario. “Tienen muy claro que deben contar con las entidades para sacar esto adelante”, sostiene.

Otra de las reivindicaciones que esperan incluir en el protocolo son las condiciones de los pisos de acogida de estas mujeres. Consideran que tienen que tener asistencia de personal formado y cualificado y toda la seguridad que requieren estos casos, especialmente las mujeres cuyas vidas corran peligro.

Mujeres procedentes de Guinea Ecuatorial

El perfil de las víctimas de trata responde al de una mujer de entre 25 y 35 años, de nacionalidad rumana, dominicana, brasileña o colombiana. Esta es la descripción que hacen las fuerzas de Seguridad del Estado sobre las víctimas de trata en España y que también existen en Aragón.

Pero desde la organización Fogaral Cáritas, presente en la Mesa de Trata de la capital aragonesa, hacen una matización más. Los casos que han llegado a su organización son mujeres procedentes, en la mayoría de los casos, de Nigeria y Guinea Ecuatorial, menores de 30 años.

Desde Fogaral atienden también a mujeres que ejercen la prostitución. Muchas de ellas, apuntan, han sido anteriormente víctimas de trata. Llevan tiempo en España, han pagado la deuda contraída y se quedan a vivir libremente en nuestro país. “Con esto no quiero decir que toda mujer que ejerce la prostitución es víctima de trata”, puntualiza.

Por ahora, la organización Fogaral no tiene datos de las mujeres atendidas en 2015, aunque esperan que el volumen sea similar al del año anterior, cuando se atendieron a 224. Además del centro de acogida, desde la organización ofrecen apoyo y orientación para acompañar a la mujer que ejerce la prostitución en todo lo que necesite, sin que el objetivo sea que deje la prostitución, sino “empoderarlas”, concluye.



Fuente: El Diario
URL relacionado: http://www.eldiario.es/aragon/sociedad/Aragon-protocolo-autonomico-afrontar-victimas_0_480502791.html

Material Multimedia Relacionado