Las Migraciones en Aragón

17 de Julio 2016
Cáritas apuesta por la formación e integración de los más pequeños también en verano



Descubrir cómo se trabaja en una pizzería, visitar alguna de las exposiciones de fotografía que acoge la Diputación de Huesca o disfrutar de una tarde de piscina son algunas de las actividades que durante este verano realizarán los 52 niños, de diferentes nacionalidades y con diferentes situaciones familiares, que disfrutan de la colonias de verano que Cáritas organiza en la capital oscense. La entidad busca así seguir también durante la temporada estival con el proyecto de Apoyo Integral a menores que lleva a cabo durante el curso. Así, con el objetivo de entretenerlos pero también seguir contribuyendo a su formación e integración, durante cinco semanas los pequeños dedican un tiempo a la diversión, además de a las tareas escolares, que se establece como obligación diaria, con el apoyo de los monitores.

Durante estos, los pequeños, con edades entre 7 y 12 años, vivían uno de los momentos más esperados de las cinco semanas que duran estas colonias urbanas, y se trasladaban hasta la localidad de Anzánigo, a unos 60 kilómetros de la capital oscense, para participar en una convivencia de cuatro días en su casa de colonias. “Para ellos es una experiencia muy positiva, ya que algunos no habían tenido contacto nunca con el medio rural”, explica Antonio Biescas, uno de los monitores que acompaña al grupo durante la estancia. “Al estar las 24 horas juntos te permite llevar a cabo una formación y un control mayor. Puedes trabajar más la convivencia entre ellos, las obligaciones de limpieza, de higiene…”, añade.

Los niños llegaron hasta a Ánzanigo el pasado día 12 en tren, lo que también fue toda una experiencia para ellos. Una vez allí han seguido con la intensa programación que ya tienen las colonias en Huesca, pero en este caso con mucho más contacto con el medio natural.

“Hay niños de varias nacionalidades, algunos vienen de familias con pocos recursos, otros con problemas estructurales, o que no dominan el idioma. Este tipo de actividades son, por tanto, muy beneficiosas para ellos, pues les permite adquirir hábitos de convivencia que les servirán para desenvolverse solos en el futuro”, indica Biescas. Además de él, las colonias cuentan con otros tres trabajadores de Cáritas, además de numerosos voluntarios en diferentes horarios, que elevan la plantilla hasta las 30 personas.

Esta escuela veraniega se cerrará el próximo día 27 de julio, con una fiesta de fin de colonias, aunque en los días que todavía restan la actividad sigue siendo intensa, ya que los chicos realizarán juegos deportivos, de agua, yincanas de imágenes y una excursión a las localidades de Riglos y Salinas de Jaca.

Lo niños que disfrutan de las colonias suelen participar durante el año en el proyecto de Apoyo Integral a menores que lleva a cabo Cáritas, y que tiene como fin dar refuerzo escolar a chicos que estén cursando la Educación Primaria. Está especialmente dirigido a hijos de inmigrante con dificultades culturales e idiomáticas, con asistencia a niños de Senegal, Gambia, Marruecos, Ghana, Guinea Konakry, Rumanía, Colombia, República Dominicana o Nigeria, además de otros jóvenes españoles con necesidades educativas especiales. En total, 115 niños, que reciben formación no solo dentro del aula, sino también mediante actividades alternativas, como concursos, fiestas, convivencias, ciclos de cine o visitas culturales.


Fuente: Heraldo de Aragón
URL relacionado: http://www.heraldo.es/noticias/aragon/huesca-provincia/2016/07/17/caritas-apuesta-por-formacion-los-mas-pequenos-tambien-verano-965141-1101026.html

Material Multimedia Relacionado