Las Migraciones en Aragón

24 de Agosto 2016
Educación abrirá cuatro nuevas vías este curso en Zaragoza



El Departamento de Educación abrirá este nuevo curso cuatro nuevas vías en Zaragoza capital de la red pública. Éstas se suman a las seis que ya se abrieron el curso pasado.

En un principio, Educación propuso la apertura de doce nuevas vías, con el objetivo de ampliar las posibilidades de matriculación para las familias, según han informado fuentes del Departamento. Debido a que no todas ellas se llenaron, se ha decidido abrir cuatro de ellas.

Sin embargo, esta decisión no ha sentado bien entre los sindicatos. Desde el Sindicato de Trabajadores/as de la Enseñanza de Aragón, tras la Comisión de Escolarización de Zaragoza celebrada este miércoles, han criticado que la Administración "viene engordando la educación privada concertada autorizando la apertura de nuevas vías en zonas donde la educación pública podía dar cabida a la demanda previsible", ya que, según han informado no se ha cerrado ninguna vía en la privada-concertada.

En este sentido, desde STEA-i indican que en la práctica la educación concertada "hace uso de filtros del alumnado que acude a dichos centros -el alumnado inmigrante y con necesidades especiales mayoritariamente es atendido por la escuela pública-, lo cual está expresamente prohibido por ser centros sostenidos con fondos públicos, sin embargo el servicio de inspección educativa se muestra muy pasivo ante este tipo de conductas”. Consideran por tanto que la actual Administración "se ha dejado llevar por la inercia de la anterior respecto a la expansión de la privada concertada a expensas de la pública".

Asimismo, apuntan que se trata de una situación que ya habían advertido, "consecuencia inevitable de dos factores que actúan conjuntamente: la bajada de la natalidad asociada a la situación de crisis económica, y la política educativa que permite el doping y la criba de alumnado por la educación concertada".

Por todo ello, desde este sindicato aseveran que la Administración "viene engordando la educación privada concertada autorizando la apertura de nuevas vías en zonas donde la educación pública podía dar cabida a la demanda previsible". Por otro lado, indican que en la práctica la educación concertada "hace uso de filtros del alumnado que acude a dichos centros -el alumnado inmigrante y con necesidades especiales mayoritariamente es atendido por la escuela pública-, lo cual está expresamente prohibido por ser centros sostenidos con fondos públicos, sin embargo el servicio de inspección educativa se muestra muy pasivo ante este tipo de conductas". Consideran por tanto que la actual Administración "se ha dejado llevar por la inercia de la anterior respecto a la expansión de la privada concertada a expensas de la pública".

Uno de esos principales filtros según STEA-i es "el uso de cuotas y donaciones teóricamente voluntarias". Esto permite, continúan, "hacer una criba según las posibilidades económicas de las familias, dopando las finanzas de dichos centros, ya que la Administración corre a cargo con los salarios de los docentes -la principal partida de gasto- y esas cuotas permiten un sobrepresupuesto frente a los centros públicos". En algunos centros esas "cuotas" rondan los 300 euros al mes por alumno, indican, "eso al margen del gasto en comedor, etc.". "La voluntariedad de las mismas se ve muy mediatizada por el temor de las madres y padres a que se estigmatice a sus hijas e hijos en caso de no pagarlas", informan.

Asimismo, desde STEA-i animan a “cambiar de rumbo”, ya que entienden que la red pública “debe ser privilegiada por su función social”. “No entendemos ni entenderemos que se cierren aulas en la pública mientras se abren en la concertada", concluyen.



Fuente: Aragón Digital
URL relacionado: http://www.aragondigital.es/noticia.asp?notid=147891

Material Multimedia Relacionado