Histórico de artículos

07 de Octubre 2016
Menos saltos a las vallas y más pateras



España sigue siendo el tercer país europeo con un mayor número de entrada de personas por vías irregulares, pero sigue muy lejos de las cifras de Grecia e Italia. El Gobierno sigue apuntando a que “persiste una fuerte presión migratoria” aunque los datos globales provisionales muestran un descenso con respecto a 2015, por la caída considerable en la llegada de refugiados a Melilla y sólo repunta el número de personas interceptadas en pateras.

Las entradas totales de inmigrantes irregulares hasta el 30 de septiembre ascienden a 9.086 interceptados, la mayoría por vía marítima y el resto por vía terrestre. Este dato muestra un descenso del 21% con respecto a los 11500 que habían sido localizados a estas alturas de 2015, según los datos oficiales provisionales a los que ha tenido acceso la Cadena SER. Un descenso que se explica sobre todo por el aumento de las dificultades para acceder a la ciudad autónoma de Melilla, donde se ha registrado el mayor descenso frente a un repunte porcentualmente considerable en el tránsito de pateras.

El dato provisional de inmigrantes y refugiados llegados por vía marítima a España, 5.447 hasta el 30 de septiembre, supera ya a los llegados en todo 2015, 5.312. Estos datos reflejan que este 2016 se sitúa ya como el año de mayor llegada de pateras a España desde 2011 cuando se interceptaron a bordo de embarcaciones a 5443 personas.

Este aumento se debe sobre todo al mayor número de llegadas a las costas peninsulares y Baleares, 4.541 hasta el 30 de septiembre, 2000 más que en el mismo período de 2015, un aumento de casi el 80%. Por zonas de más afluencia le sigue Canarias, con 474 personas localizadas en barcas frente a las 378 del mismo período del año anterior, un aumento del 25%. Con menos llegadas aparece después Ceuta con 362 rescatados y Melilla, con sólo 70. En total, al conjunto de las costas españolas han llegado 2287 personas más que a 30 de septiembre de 2015.

La clave de lo que viven las fronteras españolas este 2016 está en el descenso en un 63% de llegadas de migrantes y refugiados hasta Melilla (2.707 en 2016 frente a 7.136 en el mismo periodo de los primeros 9 meses de 2015). Esto se debe a la disminución drástica en el número de sirios y palestinos que cruzan el paso fronterizo de Beni Enzar para pedir asilo en la misma frontera. Sólo en 2015 llegaron 7.164 sirios hasta Melilla para pedir asilo, una cifra que no supera los 2.300 este año.

También se ha reducido un 47% el número de intentos de salto a las vallas de esta ciudad autónoma. Según estos datos provisionales de Interior ,a los que ha tenido acceso la SER , 2.502 personas han intentado entrar en Melilla a través del vallado , de los que sólo 230 consiguieron finalmente llegar hasta el CETI (centro de estancia temporal de inmigrantes), es decir, sólo el 9% de los que lo intentaron pudieron acceder. Muchos lograron saltar las vallas, estar en suelo español, pero fueron devueltos a Marruecos a través de las puertas auxiliares de las verjas, en las polémicas “devoluciones en caliente” que practica la Guardia Civil y que son calificadas de ilegales por el ACNUR y diversos organismos internacionales y nacionales.

En Ceuta se mantienen prácticamente las cifras con respecto a 2015, 1.364 en los primeros 9 meses de 2016 frente a 1.454 el año pasado. En esta otra ciudad española en el norte de África sí se ha incrementado el número de saltos a la valla, con 2.289 personas que han intentado entrar, con sólo 129 que pudieron llegar al CETI, sólo un 5,6% de los que lo intentaron. Según estas fuentes oficiales ha subido un 198% el número de intentos de saltar las vallas de Ceuta donde también se practican esas señaladas expulsiones nada más cruzar a suelo español.

En total 11.624 personas llegaron el año pasado a Ceuta y Melilla, según el balance de la inmigración irregular del Ministerio del Interior. De ellas, 7.189 eran sirios y 4.400 de otras nacionalidades. Como reconoce ese propio balance de Interior, el número de personas llegadas a España, especialmente por mar, es significativamente inferior a las producidas en el Mediterráneo Central y Occidental con más de un millón de llegadas en 2015.

En lo que va de 2016 han llegado a Europa 332,092 personas, 314,004 a través del Mediterráneo y 18,088 por tierra según el balance a 5 de octubre de la Organización Internacional de las Migraciones que recuerda que 3,610 personas han perdido la vida en el intento de cruzar por mar hacia el viejo continente.


Fuente: Cadena Ser
URL relacionado: http://cadenaser.com/ser/2016/10/06/sociedad/1475785370_055549.html

Material Multimedia Relacionado