Histórico de artículos

13 de Octubre 2016
El sueño de los inmigrantes es llegar a España, el cómo no importa



Todo vale para conseguir tus sueños. Los inmigrantes irregulares no se lo piensan dos veces a la hora de emprender el camino a Europa, aun arriesgando sus vidas.

Las fuerzas del orden han detenido a sin papeles en los lugares más inhóspitos, como en una maleta o en el salpicadero de un coche.

Mientras los inmigrantes buscan las formas más ingeniosas y peligrosas para llegar a España, los responsables aduaneros ingenian los instrumentos más sofisticados para impedirlo, como una máquina que detecta los latidos del corazón.

En los bajos de los barcos

Antes de que comenzase el verano, la Policía portuaria rescató a tres inmigrantes argelinos que estaban escondidos en los bajos de un barco de pasajeros en el puerto ceutí con la intención de cruzar el estrecho de Gibraltar ocultos entre los motores de la embarcación.

Las noticias sobre inmigrantes que intentan llegar a las costas españolas son casi diarias. Además, las detenciones no solo se producen al llegar, sino también antes de salir. Como les ocurrió a 52 personas que pretendían llegar clandestinamente a nado a España y fueron detenidas por agentes marroquíes.

Las pateras son otro de los medios que los inmigrantes utilizan para alcanzar sus sueños de "una vida mejor". En menos de veinticuatro horas, después de partir desde África rumbo a Gran Canaria, Ceuta y Andalucía, Salvamento Marítimo rescató en marzo al grupo más numeroso cerca del archipiélago canario: 51 ocupantes, localizados a 31 millas al noroeste de Cabo Bojador, al noroeste del Sahara Occidental. Otras 30 personas han desembarcado en Ceuta. Y otras 42 pisaron el puerto de Almería pasadas las diez de la noche del domingo.

Maleteros y salpicaderos, todo vale

En pleno agosto, con unas temperaturas que oscilan los cuarenta grados, la Policía Nacional rescató a una inmigrante oculta durante varias horas dentro del maletero de un turismo en el Puerto de Ceuta. La joven de nacionalidad marroquí arriesgó su vida soportando condiciones muy duras.

El aire es de lo poco que se puede encontrar en un salpicadero. Sin embargo, los inmigrantes lo utilizan como escondite. Por eso, un subsahariano fue rescatado este verano cuando pretendía entrar en el territorio nacional escondido en el salpicadero de un vehículo que se disponía a cruzar la frontera de Ceuta. El joven tenía problemas para respirar debido al hueco que ocupaba en el coche.

Una valla de 12 kilómetros

Los inmigrantes que llegan a la valla de Melilla han sorteado una carretera perimetral, una se alambrada de espino, una zanja de tierra de dos metros de profundidad y cuatro de anchura y una zona llana repleta de puestos de vigilancia. Este jueves lo han intentado unos 400 inmigrantes de origen subsahariano y unos cien lo han logrado mientras el resto han sido rechazados por las fuerzas de seguridad.

Cortes, desgarros y pérdida de sangre, son solo algunos de los daños que sufren los cientos de inmigrantes que año tras año intentan cruzar la valla que separa Marruecos de España, y que no echa para atrás a ninguno que considera Europa su sueño.



Fuente: Te Interesa
URL relacionado: http://www.teinteresa.es/espana/sociedad/inmigrantes-melilla-valla-subsaharianos-frontera-muertos-cruz-roja-voluntarios-inmigracion-espana-ceuta-marruecos_0_1667833376.html

Material Multimedia Relacionado