Las Migraciones en Aragón

22 de Octubre 2016
Una barrera detrás de otra para conseguir la nacionalidad española



Desciende de forma vertiginosa el número de solicitudes de nacionalidad española en Aragón. En 2015 hubo casi un 42 por ciento menos que el año anterior. La Plataforma contra el Racismo achaca este bajón al nuevo sistema puesto en marcha en noviembre pasado y que ha continuado con el atasco. Ahora es igual de lento, más caro y más difícil para los extranjeros obtener su nacionalidad española.

Desde hace algo menos de un año, los extranjeros que empiezan sus trámites deben completar un expediente digital. Deben hacer un examen o dos, dependiendo de si tienen el español como lengua materna, y eso supone un coste de 180 euros mínimo y más de 300 si son las dos pruebas.

Sólo se pueden examinar en la capital y también en Jaca en el caso del examen de conocimientos constitucionales. Además es un calvario poder inscribirse en ellos. Este nuevo sistema todavía sigue sin resultados. Según explica Carlos Ranera, de la Plataforma Antiracismo de Aragón, "hoy por hoy, no hay ningún expediente que nosotros conozcamos", a lo que se suma la "lentitud en la resolución". 

Piden derogar esta normativa y al Gobierno de Aragón que Educación desarrolle programas formativos para preparar los exámenes y en lugares cercanos, que se articulen ayudas para pagar las tasas, que doten a los registros civiles de medios para orientar a los extranjeros y que se abra un espacio de debate para buscar otra vía de acceso a la nacionalidad.

Otro de los problemas son los plazos de cada trámite. Carlos Ranera detalla que "más de 50 % de las solicitudes que se presentaron en el último trimestre del año anterior, la documentación la tenían incompleta". Por ejemplo, "muchas de esas personas habían solicitado los antecedentes penales - que tienen una validez de 90 días - y  no querían perder esos 150 - 200 euros,  por lo que solicitaron la nacionalidad sin haberse presentado a los exámenes de ELE" (Español como lengua extranjera). 

Mendigando derechos

Y mientras tanto, los expedientes siguen formando montañas de papeles y ahora miles de archivos en los discos duros del Ministerio de Justicia, lo que se traduce en procesos de dos, tres y hasta más años hasta que pueden jurar la Constitución Española. Un duro camino como atestigua, por ejemplo, Vanessa Essiben, natural de Camerún y con 16 años de su vida ya en España: "Para nosotros es muy triste y lamentable" porque "hay que mendigar todos los derechos". 

Incide en que "somos ciudadanos, estamos pagando nuestros impuestos aquí en este país que, a la hora de pedir la nacionalidad, tenía que ser un derecho de todo el tiempo que llevamos viviendo aquí", Sin embargo, "nos ponen todo tipo de barreras". Para Essiben, "el gobierno está alimentando el racismo, la xenofobia y el odio". 

Orientación en la Casa de las Culturas

El Colegio de Abogados de Zaragoza, a través del Servicio de Orientación a Inmigrantes, el SAOJI, colabora con quienes quieren iniciar sus expedientes. Su coordinadora reconoce que la nueva normativa ha puesto más trabas.

En apenas 11 meses han podido comprobar los abogados que están en contacto directo con los inmigrantes que quieren su nacionalidad que ahora es más laborioso y ni mucho menos ha servido para desatascar el volumen de expedientes. De hecho a día de hoy se está concluyendo el plan intensivo de los expedientes de 2014.

Según señala Begoña Heras, coordinadora del SAOJI, el acceso se ha dificultado y lejos de agilizar las gestiones, la introducción de los documentos en la web del Ministerio se convierte en un desbarajuste para muchos de ellos, porque no encuentran quien les asesore para saber cuáles son los pasos a seguir. El SAOJI abre tres días a la semana en la Casa de las Culturas y asesora y orienta a quienes quieren comenzar con este pequeño calvario de conseguir su derecho a DNI y pasaporte español.


Fuente: Cadena Ser
URL relacionado: http://cadenaser.com/emisora/2016/10/22/radio_zaragoza/1477127714_138600.html

Material Multimedia Relacionado