Histórico de artículos

09 de Diciembre 2016
Los inmigrantes que trabajan en España enviaron 6.230 millones en remesas



Los inmigrantes que trabajan en España enviaron al exterior 6.230 millones de euros en 2015, un 5% más que el año anterior, según cifras publicadas este viernes por Eurostat. Francia, Reino Unido e Italia fueron, por ese orden, los Estados de la UE desde los que se enviaron más remesas al exterior. Justo detrás aparece España pero con una particularidad: los datos remitidos por la agencia estadística europea solo tienen en cuenta el dinero enviado por personas con trabajo, y no el de la totalidad de inmigrantes, como sucede en la mayoría de países analizados.

La posición de España se corresponde con su población foránea, dado que es el cuarto país con más inmigrantes de la UE. En ese sentido llama la atención el caso de Alemania, que pese a ser el país con más extranjeros de Europa en cifras absolutas, solo es el quinto desde el que se envían más remesas. Francia es con diferencia el país desde el que se manda al exterior más dinero, y el que tiene una mayor diferencia negativa entre lo que sale y lo que entra en el país. La gran mayoría tuvo como destino países de fuera de la UE, en consonancia con la amplia comunidad africana asentada en el país galo.

En el conjunto de los Veintiocho, las transferencias a países de fuera de la Unión aumentaron un 4,5% hasta los 31.339 millones de euros y sigue así su escalada de los últimos años. La cifra casi triplica los 10.952 millones que Europa recibió de sus emigrantes el pasado ejercicio. La diferencia entre lo que se envió al exterior y lo que recibió Europa se ha ampliado hasta alcanzar niveles de 2011. Portugal, Polonia y Reino Unido son los países que más remesas reciben. Los dos primeros son también los que cuentan con un mayor superávit de toda la UE, dado que la cantidad que ingresan en sus cuentas es superior en casi 3.000 millones a la que sale. Las remesas les llegan sobre todo de otros Estados europeos a los que sus ciudadanos emigraron, simbolizada en la figura del fontanero polaco.

A diferencia de lo que sucede con otros Estados miembros, en la información de Eurostat no se desglosa qué parte de las remesas enviadas desde España tienen como destino otros países europeos y cuál viaja más allá de las fronteras comunitarias.



Fuente: El País
URL relacionado: http://economia.elpais.com/economia/2016/12/09/actualidad/1481282019_255272.html

Material Multimedia Relacionado