Las Migraciones en Aragón

30 de Enero 2017
Insultan los padres, expulsan a los hijos



El pasado sábado, en un partido de alevines en Zaragoza, dos padres de dos jugadores del Atlético Ranillas lanzaron insultos racistas contra el árbitro, Mamadou Sow, de raza negra. Tal fue la contundencia y la insistencia que fueron detenidos y llevados ante el juez. Hasta ahí, todo normal. Lo llamativo es que el club, para evitar que los padres insultadores repitan, ha decidido expulsar a sus hijos del equipo.

" target="_blank">Audio

Sabíamos de las responsabilidades derivadas de la patria potestad, pero es sorprendente esta figura inversa según la cual el castigo merecido de los padres se lo acaban comiendo los hijos. Quizás pueda resultar difícil impedir la entrada de los padres agresores en futuros encuentros, pero solucionarlo de esta manera es injusto, cruel y antideportivo. Tanto como si un penalti cometido por el portero supusiera la expulsión del delantero centro, hacer un pan como unas hostias.



Fuente: Cadena Ser
URL relacionado: http://cadenaser.com/programa/2017/01/30/la_ventana/1485790785_779351.html?ssm=tw

Material Multimedia Relacionado