Las Migraciones en Aragón

11 de Marzo 2017
Interceptado en Teruel otro camión frigorífico que escondía dos familias de refugiados con cuatro niños



Un camión frigorífico en el que que viajaban ocho refugiados de origen kurdo iraquí fue interceptado la tarde del viernes por efectivos de la Guardia Civil en la A-23, a la altura del área de servicio de la localidad turolense de Villafranca del Campo.

El camión procedía de Murcia y viajaba en dirección a Zaragoza. En su interior fueron localizadas ocho personas, cuatro adultos y cuatro menores. Todos se encontraban en buen estado de salud.

En el camión viajaban una familia compuesta de los padres y tres hijos de cinco, ocho y 10 años, por un lado, una madre y su niña de dos años, por otro, y un hombre adulto que formaba parte de la expedición sin mantener ningún vínculo familiar con el resto.

La Guardia Civil había recibido una llamada anónima, posiblemente de uno de los refugiados, canalizada a través del 112, que alertaba de que había un grupo de inmigrantes en la cámara frigorífica del vehículo, que había salido de Murcia y se dirigía al Reino Unido. La empresa propietaria del camión es Transportes El Mosca, con sede en la capital murciana.

El conductor, un hombre de 37 años y nacionalidad rumana, fue detenido como presunto autor de un delito de tráfico de seres humanos. Está previsto que este domingo preste declaración en un juzgado de Teruel, al igual que los refugiados en calidad de testigos.

Hace menos de un mes se interceptó en esa misma autovía, a unos 45 kilómetros de distancia, en la localidad de Ferreruela de Huerva, otro camión con seis refugiados del Kurdistán iraquí, todos ellos pertenecientes a la misma familia.

En este caso, el camionero, de nacionalidad búlgara, fue puesto en libertad tras prestar declaración por los mismos motivos. Ahora se ha seguido el mismo protocolo tanto para atender a los refugiados como en la detención e interrogatorio del conductor.

Tanto los inmigrantes como el conductor fueron trasladados a dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel. La fundación Cepaim, una ONG de apoyo a los inmigrantes, alojó al grupo de refugiados en un albergue de la capital al tiempo que proporcionaba un traductor para facilitar las tareas de identificación del grupo.

Al ser la segunda vez, en poco tiempo, que se intercepta un vehículo pesado con refugiados en su interior en la autovía Mudéjar, se apunta que podría tratarse de una ruta organizada para desplazarse a través de España camino de otros países europeos.

A partir de ahora, es posible que se extreme la vigilancia en este importante eje viario, que podría estar convirtiéndose en un canal para el tránsito hacia las Islas Británicas y Centroeuropa de refugiados de Oriente Medio que llegan a España siguiendo la ruta del norte de África. Se trata de una alternativa más larga pero más segura que el Mediterráneo.



Fuente: El Mundo
URL relacionado: http://www.elmundo.es/sociedad/2017/03/11/58c3f740e5fdea7b418b461e.html

Material Multimedia Relacionado