Las Migraciones en Aragón

01 de Mayo 2017
La campaña agrícola precisará 5.000 temporeros en su apogeo



La campaña agrícola del 2017, que ya empieza en la comarca de Caspe y se dispone a hacerlo en breve en la de Valdejalón, llegará a necesitar hasta 5.000 temporeros en la provincia de Zaragoza para realizar las labores de recolección en las épocas de mayor actividad. En el conjunto de Aragón, ese número podría triplicarse, pero no hay cifras concretas.

Sin embargo, es posible que, al igual que ocurrió el año pasado, se registre una escasez de mano de obra en momentos puntuales. «A veces, cuando coincide en el tiempo la recogida de varios frutos distintos, puede suceder que no haya suficientes trabajadores», afirma Agustín Sánchez, de la Asociación de Empresarios Agrícolas de la Margen Derecha del Ebro (Aeamde).

Los problemas de oferta de mano de obra son recientes y están ligados en parte a la crisis económica, según Vicente López, del sindicato agrario UAGA. «España ha perdido habitantes en los últimos años, extranjeros que se han marchado, y eso se ha traducido en un descenso del número de temporeros», sostiene.

En su opinión, «si no fuera por los inmigrantes, habría problemas en las campañas de recolección que requieren mucha mano de obra». Y explica que en su explotación, situada en Valdejalón, solo el 10% de los peones agrícolas son españoles.

Pese al paro, subraya, los trabajadores nacionales se resisten a dedicarse a las tareas agrícolas, donde el salario medio ronda los 50 euros al día por ocho horas de trabajo, lo que supone en torno a 1.100 euros al mes.

UNA COSECHA NORMAL // Sánchez maneja otras cifras. Según las estadísticas de su asociación de empresarios, el porcentaje de trabajadores españoles es del 45% en toda la comunidad. «Eso no significa que en determinadas zonas o labores la relación sea de un español por cada nueve extranjeros», precisa.

De hecho, apunta, en el caso de Valdejalón tienen una importancia significativa los peones que llegan anualmente en autobús desde Andalucía y Extremadura.

La contratación de temporeros para la nueva campaña, que empezará a mediados de mayo, se va realizando gradualmente. «Hay que tener en cuenta que nunca se parte de cero, pues ahora mismo se están llevando a cabo el aclareo del melocotón y la nectarina, de forma que las explotaciones siempre cuentan con cierto número de trabajadores en épocas en las que no se cosecha nada pero son necesarias determinadas labores», indica Sánchez.

La campaña agrícola del 2017 se presenta «normal», según apuntan representantes del sector agrario en Aragón. «Lo primero va a ser la recogida de la cereza, que tendrá mejor calidad y calibre que el año pasado, si bien la cantidad será similar», afirma Agustín Sánchez.

La recolección empezará por la comarca de Caspe, donde debido a su menor altitud se produce una maduración más temprana. Y progresivamente se irá extendiendo a otras comarcas de la provincia de Zaragoza. En septiembre, con la vendimia, el campo aragonés volverá a necesitar mucha mano de obra y se producirá el segundo periodo del ciclo con más demanda de temporeros.

INSPECCIÓN // Este año, por otro lado, ha deparado novedades jurídicas en el plano laboral como consecuencia de sendas sentencias de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo, en relación con el control de horarios y la presencia física de los trabajadores. Por este motivo, las organizaciones agrarias están impartiendo charlas sobre las contrataciones. En las mismas se exponen los nuevos requisitos que la Inspección de Trabajo exige a los empleadores. Las charlas se desarrollarán los días 26 de abril (La Almunia) y 4 de mayo (Calatayud), y en fecha sin determinar en la comarca de Cariñena.



Fuente: El Periódico de Aragón
URL relacionado: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/campana-agricola-precisara-5-000-temporeros-apogeo_1198423.html

Material Multimedia Relacionado