Histórico de artículos

23 de Mayo 2017
Una red enviaba inmigrantes desde Valencia a Bélgica para explotarlos en la construcción



La Guardia Civil de Moncada y la Policía Federal de Bélgica han desarticulado un grupo delictivo que explotaba a inmigrantes residentes en España tras ofrecerles un empleo digno en Bélgica, una gran farsa porque luego malvivían hacinados en 'pisos patera' y trabajaban en la construcción sin cobrar los primeros sueldos. La operación conjunta fue coordinada por Europol y se ha saldado con la detención de seis presuntos miembros de la red en Bélgica y el arresto de otros seis individuos en Sagunto y Alfafar.

Las investigaciones se iniciaron a principios de este año cuando la Guardia Civil recibió una petición de colaboración de la Policía Federal de Bélgica para constatar el envío de forma irregular de trabajadores a este país desde varias empresas de Valencia. La red captaba a las víctimas en la Comunitat Valenciana con anuncios publicados en internet en los que ofrecían falsas expectativas de trabajo en la construcción en varios países europeos.

Tras las primeras pesquisas, los agentes del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Moncada comprobaron que los inmigrantes eran trasladados a Alemania, Bélgica y Holanda después de que los engañaran en España con la promesa de un empleo bien remunerado. Una vez en Bélgica, las víctimas realizaban trabajos en la construcción sin percibir sueldo alguno y residían hacinados en varios pisos en condiciones insalubres. El grupo desarticulado se aprovechó de las necesidades de las víctimas, ya que les prometieron la devolución del dinero que pagaron por el viaje una vez que llevaran un tiempo trabajando en Bélgica, pero no lo hicieron.

Regreso a España

La organización delictiva obligaba a las víctimas a residir en la misma vivienda de pequeñas dimensiones, y en algunos casos «llegaban a vivir más de ocho trabajadores en inmuebles en los que no estaba autorizada la residencia de personas y en condiciones de insalubridad», según informaron ayer fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia. Cuando reclamaban el salario correspondiente a los trabajos realizados, los cabecillas de la red no atendían sus quejas y las víctimas se veían obligadas a regresar a España, muchas veces con la ayuda de familiares y amigos.

Los seis detenidos en la Comunitat Valenciana tienen edades comprendidas entre los 23 y 58 años, y son de nacionalidades marroquí, española y chilena. Los investigadores de la Guardia Civil atribuyen a estos individuos los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación laboral y pertenencia a grupo criminal. Los policías belgas y los guardias civiles de Moncada realizaron 23 registros en Bélgica y otros cinco en Alfafar, Sagunto y Puerto de Sagunto.



Fuente: Las Provincias
URL relacionado: http://www.lasprovincias.es/comunitat/201705/25/enviaba-inmigrantes-desde-valencia-20170524234743-v.html

Material Multimedia Relacionado