Varias decenas de personas, entre ellas algunos inmigrantes irregulares, han protestado este miércoles en la puerta de la Secretaría General de Inmigración y Emigración, en Madrid, para exigir al Ministerio de Empleo y Seguridad Social que vigile y actúe para garantizar el cumplimiento del Programa de Ayuda Humanitaria para inmigrantes irregulares, que gestionan distintas ONG mediante subvenciones del Estado.

La protesta ha sido convocada por la Asamblea Abierta de Migraciones y ha contado con el apoyo de colectivos como Holes in the Borders, Bienvenidos Refugiados España, Red Solidaria de Acogida, Coordinadora de Barrios o la Asociación sin Papeles Madrid, que denuncian que, en algunos casos, no se está garantizando el cumplimiento del programa por parte de alguna ONG y que, en algunos centros, no se garantiza una acogida digna.

Esta movilización llega después de que, el mes pasado, varios inmigrantes irregulares beneficiarios de este programa protestaran en la puerta del Hostal Welcome de Madrid, donde estaban alojados por la Cruz Roja. Del mismo modo, más de una veintena de inmigrantes, de nacionalidad subsahariana, interpusieron una queja ante la Secretaría General de Inmigración y Emigración por las precarias condiciones en las que se encontraban.

Según el Ministerio de Empleo, el programa de ayuda humanitaria contempla, entre otros aspectos, un servicio de acogida integral, que es por el que protestan los inmigrantes. La ONG que les asiste debe proporcionar a los inmigrantes durante un periodo de tres meses, prorrogable según circunstancias, alojamiento y manutención, útiles de limpieza y aseo, vestuario, gastos de farmacia y asistencia sanitaria excepcional en casos no atendidos por los servicios públicos de salud, ayudas de bolsillo (dinero), enseñanza básica del idioma, orientación y asesoramiento con el fin de lograr la integración de las personas migrantes.

Destacan dificultades para prorrogar el programa más de tres meses, dejando a los inmigrantes en la calle

Uno de los inmigrantes que ha protestado hoy, de nacionalidad camerunesa y alojado en el Hostal Welcome durante dos meses, ha asegurado que el personal de la Cruz Roja no le facilitó muchos de estos recursos y que no fue hasta después de protestar cuando empezaron a recibirlo. Prefiere mantener su nombre en el anonimato, ya que teme que se tomen represalias. Según explica, alguno de los compañeros alojados en el mismo sitio que él ha sido expulsados del programa. También critica que durante su estancia recibió 25 euros al mes como ayuda de bolsillo, cuando en otros centros reciben más de 50 euros y que, tras terminar la estancia no reciben ninguno dinero de salida, mientras que en otros casos reciben unos cien euros.

Miembros de la Asamblea Abierta de Migraciones han entregado un escrito en Secretaría General de Inmigración y Emigración en el que denuncian, entre otras cosas, "falta de transparencia y garantías en la acogida" de los beneficiarios del programa, que el plazo de tres meses es demasiado corto y que se ponen dificultades en las prórrogas, dejan a los inmigrantes en situación de calle. También la ausencia de dinero de bolsillo, de abono transporte,de acceso a formación, ausencia de ayuda económica a la salida del programa, falta de apoyo psicológico y ausencia de información sobre posibilidad de interponer quejas y reclamaciones.

Piden garantías de cumplimiento

Denuncian que el Hostal Welcome está asociado al programa de primera
acogida de Protección Internacional para refugiados y solicitantes de asilo, pero que no debería utilizarse para inmigrantes beneficiarios del programa de ayuda humanitaria. Critican también la falta de apoyo y asesoramiento jurídico sobre el proceso de regularización y las expulsiones del programa basados en criterios internos de cada entidad y sin que exista un protocolo general y un sistema regulado de apelación a dicha expulsión, que implica la salida definitiva
del programa.

Por todo ello, piden al Ministerio de Empleo que "otorgue las mayores garantías posibles en la ejecución" del programa, que se "promueva la autonomía económica y administrativa" de los usuarios para prevenir la aparición de una nueva situación de emergencia social a su finalización. Que vele por que segarantiza la cobertura de las necesidades básicas, más transparencia a cerca del programa y que se unifiquen los criterios de expulsión de los centros, que se comuniquen por escrito alegando una causa concreta y que se introduzca la posibilidad de apelar. Por ultimo, piden que el Ministerio abogue por la aplicación de un protocolo de víctimas en el momento de su llegada a las costas españolas y que se abran más plazas del este programa en lugar de internar a los migrantes en los CIES.

Desde el Ministerio de Empleo aseguran que todas las quejas se investigan y que la anteriormente mencionada está en ese proceso. Insisten en que se fiscalizan las condiciones en las que las ONG acogen a los migrantes en el marco de este y otros programas y que el personal del Ministerios se reunirá a finales de mayo con los convocantes de esta protesta.