Histórico de artículos

01 de Junio 2017
La inmigración irregular en España



España es el único país de la Unión Europea en tener una frontera terrestre con África, representada por los enclaves de Ceuta y Melilla. Hasta la crisis de los refugiados la mayoría de entradas irregulares de inmigrantes al país no se producía sin embargo por estos territorios, sino vía embarcación —el Ministerio del Interior contabiliza como "entradas irregulares" también quienes acceden al país sin tener la documentación en regla para pedir protección internacional—.

ENTRADAS IRREGULARES EN ESPAÑA

Es a partir de 2013, cuando empiezan a llegar los primeros refugiados sirios, que las entradas por tierras comienzan a igualar y finalmente superan las llegadas por mar. En 2014, 4.180 migrantes llegaron a Ceuta y Melilla, y junto a ellos unos 3.300 sirios sin la documentación requerida para entrar a Europa. Ese mismo año, 4.552 migrantes llegaron a la península por embarcación. En 2015 la situación fue parecida: las entradas por embarcación superaron las por tierra si no se tiene en cuenta la oleada de refugiados sirios, que ese año fueron más de 7.000.

RECHAZOS EN FRONTERA

España es uno de los países europeos que más deniega la entrada a su territorio a extranjeros. En 2016, 192.135 personas fueron rechazadas en frontera, según Eurostat; en 2008, el número de extranjeros que no pudo acceder al país superó el medio millón. De acuerdo con la oficina estadística de la UE, la frontera donde más rechazos se producen es justo la terrestre (de Ceuta y Melilla), seguida a gran distancia por la aérea.

INMIGRANTES LOCALIZADOS EN SITUACIÓN IRREGULAR

En 2016, las autoridades españolas detectaron a 37.295 inmigrantes viviendo en el territorio de manera irregular. Esta cifra, tal y como los rechazos en frontera, ha ido reduciéndose año tras año desde 2008. Entonces las personas localizadas sin la documentación en regla fueron 92.730. Los marroquíes, también por cuestiones estadísticas —son la comunidad inmigrante, junto a la rumana, más numerosa de España—, son los extranjeros que a lo largo de la última década más han sido cazados por las autoridades por no tener los papeles en regla.

ÓRDENES DE EXPULSIÓN Y EXPULSIONES EJECUTADAS

Las órdenes de expulsión dictadas por las autoridades nacionales se han reducido en la última década a casi un tercio de lo que eran en 2008. Si entonces rozaron las 83.000, el año pasado se situaron en 27.845. Por otro lado, también las expulsiones efectivas han disminuido. De las órdenes dictadas, solo una media del 30% se ha acabado ejecutando, un porcentaje en línea con el resto de países de la UE.

EXPULSIONES POR NACIONALIDAD

En España, los marroquíes son una vez más los extranjeros que más órdenes de expulsión han recibido y más expulsiones efectivas han sufrido entre 2008 y 2016, según los últimos datos de Eurostat. Les siguen los bolivianos (que en 2007 recibieron más órdenes de expulsión que los marroquíes), brasileños, argelinos, colombianos, paraguayos, pakistaníes y guineanos, entre otros.

El proyecto The New Arrivals está financiado por el European Journalism Centre con el apoyo de la Fundación Bill & Melinda Gates




Fuente: El País
URL relacionado:
http://internacional.elpais.com/internacional/2017/05/29/actualidad/1496052784_493244.html

Material Multimedia Relacionado