Las Migraciones en Aragón

18 de Agosto 2017
Refuerzos exóticos rumbo a Aragón



Cada mercado de fichajes abre la puerta hacia un nuevo destino para cualquier deportista. Culebrones veraniegos, nombres contrastados o cantidades estratosféricas de dinero a cambio de un traspaso son algunas de las señas de identidad de este periodo. Pero, además, raro es el verano que Europa no extiende sus redes sobre países exóticos, donde el deporte adquiere una relevancia mucho menor en la sociedad. Aragón ha sido en los últimos meses el mejor ejemplo de esta coyuntura. Hasta la Comunidad han llegado, sobre todo, futbolistas provenientes de culturas muy diferentes, como es el caso de Giorgi Papunashvili, Taiga Sato, Bijia Shuang, Maya Yamamoto, Denali Murnan o Chloe Richards.

Nacido en Tifilis, capital de Georgia, Giorgi Papunashvili aterrizó el pasado 6 de julio en Zaragoza. Entonces, el nuevo futbolista del Real Zaragoza se presentó con un ambicioso proyecto, consciente del peso histórico de su nueva camiseta. Aquel día Papu se expresó en su idioma, con ayuda de una traductora, hecho por el que se disculpó segundos antes de concluir su primera comparecencia. "La próxima entrevista la haré en castellano", se aventuró a decir con una sonrisa el joven jugador de 21 años, quien aseguró que "en los próximos días" iniciaría clases de castellano. Sin embargo, un mes después, el jugador sorprendió con un peculiar mensaje en Twitter en el que reconocía estar buscando un profesor de su nuevo idioma.

Lejos de la élite, con todo lo que eso conlleva, conviven cientos de equipos de fútbol en Aragón. Conjuntos que, a pesar de contar con muchos menos recursos económicos y técnicos que los grandes, no han dudado en recurrir al extranjero para constituir sus plantillas de cara al próximo curso. La SD Ejea, uno de los llamados a ocupar la zona alta de la clasificación en Tercera División con Néstor Pérez a los mandos, ha incorporado este verano al japonés Taiga Sato, procedente del Gimnasia de La Plata. "Estoy muy contento en Zaragoza, es una ciudad muy bonita que cuenta con edificios magníficos", explica el futbolista japonés, que ya sabe lo que es vivir en España después de militar la temporada 2014-15 en el Sabadell. Un hecho que favorece su integración en la capital aragonesa. "Lo que más echo de menos de mi país es no poder estar con mi familia. De momento, tanto Néstor como mis compañeros me han ayudado muchísimo dentro y fuera del campo", relata Sato, de 19 años y nacido en Aomori.

Sobre el campo, el futbolista nipón se podría ver las caras esta temporada con otro jugador de origen asiático. Bijia Shuang, natural de Yunnan, al suroeste de China, militará esta campaña en las filas del renovado Sariñena, también de Tercera. "Vivo solo, en Huesca, porque me gusta estar tranquilo. La ciudad es muy bonita y estoy muy a gusto aquí", indica el joven Shuang, de 19 años, quien también cuenta con experiencia en España después de defender el año pasado la camiseta del Toledo. "El idioma me parece muy complicado, pero hasta ahora la comunicación es buena gracias a mis compañeros y al cuerpo técnico, que me hablan constantemente para que aprenda castellano. Mi comida favorita es la paella de carne, el jamón y el arroz a la cubana", asegura con simpatía el atacante.

El fútbol femenino no es una excepción

El fútbol femenino, que continúa con una clara y decidida apuesta hacia la profesionalidad, tampoco ha cerrado sus puertas al mercado internacional. De hecho, el Zaragoza CFF es uno de los equipos que más jugadoras exóticas ha incorporado: la japonesa Maya Yamamoto, la americana Denali Murnan o la inglesa, con pasado en Las Vegas, Chloe Richards son, además de compañeras de piso, tres de los refuerzos con los que cuenta Alberto Berna de cara a la próxima temporada.

"Me gusta mucho Zaragoza, especialmente la basílica del Pilar", asegura Yamamoto, procedente del Valencia. "Aprendí muchas cosas allí, tanto como jugadora como persona. Seguro que esa experiencia me ayuda en todo momento en Zaragoza, donde espero vivir una gran temporada", afirma la centrocampista de 24 años, quien tiene claro qué es lo que más añora de su país: "A mi familia y a mis amigos". 

En las botas de Chloe Richards reside gran parte del peso ofensivo del conjunto aragonés. La inglesa, que el año pasado jugó en el US WPSL Players de Las Vegas, es una apasionada de los parques y del paisaje zaragozano. "Conocía Madrid y Barcelona como ciudades más grandes, pero también había estado de vacaciones en Alicante. Todavía no sé demasiado castellano, pero estoy aprendiendo las palabras básicas: '¿cómo estás? o 'muy bien', asevera la atacante, quien confía en una rápida adaptación a su nuevo entorno. "El juego en España es diferente respecto a Estados Unidos", advierte Richards.

Por último, Denali Murnan, procedente de la Universidad de Nevada, aterrizará este viernes por primera vez en su nuevo destino. La americana, que hasta ahora no había podido viajar a España debido a unos problemas burocráticos, pisará la capital aragonesa para ser presentada como nueva jugadora del Zaragoza CFF.



Fuente: Heraldo de Aragón
URL relacionado: http://www.heraldo.es/noticias/deportes/2017/08/18/refuerzos-exoticos-para-aragon-1192266-307.html

Material Multimedia Relacionado