Las Migraciones en Aragón

16 de Agosto 2017
La ciudad de la diáspora, presente en las fiestas



Huesca es mucha Huesca para nosotros; se nos nota, cómo se nos llena la boca al hablar de las fiestas, el folclore, la gastronomía, el buen vivir", afirmó Dorita Hernández Gavín, responsable de Cultura de la Casa de Aragón en Toulouse. Dorita Hernández recogió de manos del alcalde una reproducción de las pajaritas de Ramón Acín en un gesto que debe hacerse extensivo al conjunto de colectividades oscenses en la diáspora.

Cada año se repetirá con una casa o centro aragonés en el exterior, precisó Luis Felipe. Pronunció estas sentidas palabras en el acto de homenaje a los oscenses en la diáspora, que se celebraba por primera vez en el día de cierre de las fiestas con intención de permanencia en año sucesivos.

Dorita Hernández, muy emocionada, agradeció vivamente la atención de la Corporación oscense tanto por el acto de este San Lorenzo como por el apoyo mostrado en los aniversarios de la Casa de Aragón en la ciudad francesa. Agregó una revindicación: pidió a los políticos que gestionen el voto para los españoles en países extranjeros en las elecciones municipales: "Quiero votar en mi pueblo, a mi alcalde", afirmó.

En el acto participaron delegaciones de las casas o centros aragoneses de Blanes, Benicarló o Valencia, y oscenses venidos de Oxford, Bruselas, Roma, Buenos Aires, Madrid, Barcelona, Palencia, Cuenca o San Sebastián. Y respondieron mediante misiva a la invitación del alcalde a centros regionales desde Elche, Barcelona, Linares, Rosario, Buenos Aires o Venezuela. El concejal de Relaciones Institucionales, Antonio Sanclemente, leía una carta de la Agrupación Aragonesa de Venezuela en nombre de los 303 oscenses residentes en ese país, en la que agradecía la invitación del Ayuntamiento a la que resultaba imposible de corresponder por la obvia distancia y por la situación que se vive en el país.

Por su parte, Luis Felipe enfatizaba la justicia del reconocimento a los oscenses en la diáspora: "Huesca no sólo somos los 53.000 vecinos y vecinas del padrón, sino que estáis incluidos también vosotros", afirmó al dirigirse a su auditorio.

El presidente de la Corporación resaltaba el valor de las fiestas como símbolo de unidad y, por tanto, ámbito adecuado para el reconocimiento a los oscenses del exterior.

El acto tenía lugar en el Salón del Justicia del Palacio Consistorial y contó con la interpretación de dos jotas dedicadas a las comunidades de emigrados a cargo de Roberto Ciria. Para concluir, los asistentes recibían una cumplida explicación sobre el cuadro de la Campana de Huesca que cuelga en la citada estancia del Palacio Consistorial.



Fuente: Diario del Altoaragón
URL relacionado: https://www.diariodelaltoaragon.es/NoticiasDetalle.aspx?Id=1076613

Material Multimedia Relacionado